Las tradicionales calles del Carnaval cordobés quedarán libres de coches del 16 al 25 de febrero, aunque se garantiza el acceso a los residentes. La zona afectada es la plaza de San Agustín, la calle Montero, plaza de San Juan de Letrán y la plaza del Poeta Juan Bernier. Así, los vecinos de Costanillas y San Agustín podrán entrar por la calle Cárcamo y salir por Fernando Lara a Jardín de Santo Cristo. La pilona de Cárcamo dejará de funcionar esos días y será regulada por agentes de la Policía Local. Pero sólo podrán entrar aquellos vecinos que acrediten que viven allí con su DNI o con la tarjeta de acreditación.

Los que vivan en la calle Montero deben salir por la calle San Agustín y Buen Suceso, mientras que los de Jesús del Calvario lo harán por San Lorenzo. Sólo si fuera necesario por la gran afluencia de público a la plaza de Juan Bernier se cortaría el tráfico desde Puerta Nueva y en las calles Arroyo de San Rafael y Santa María de Gracia.

Cabalgata carnavalesca

La cabalgata será el sábado 24 a partir de las 17.30 horas y pasará por la Victoria, Concepción, Gondomar, Tendillas, Claudio Marcelo, Capitulares, San Pablo, Santa María de Gracia, María Auxiliadora y el Alpargate. Esa misma noche, la plaza del poeta Juan Bernier acogerá la entrega de premios del XXV Concurso de agrupaciones carnavalescas, a las once de la noche.

Peatonalizar la Mezquita

El Ayuntamiento continúa negociando con los colectivos afectados la futura pilona de la Mezquita, que aún no tiene fecha para entrar en funcionamiento. El aparcamiento de hoteles sin parking y para los turistas en general es el escollo más importante que deben salvar. El teniente de alcalde de Seguridad y Tráfico, José Antonio Cabanillas, baraja las calles sin salida de Miraflores como posibles aparcamientos vigilados que descongestionarían de coches la zona de la Mezquita.