Soraya Rodríguez
La portavoz del PSOE en el Congreso, en rueda de prensa. EFE

El grupo parlamentario socialista ha registrado este jueves en el Congreso una proposición no de ley para que se celebre en este mismo mes de enero un pleno extraordinario, en el que se aborde la retirada del anteproyecto de reforma de la ley del aborto y en el que el voto de los diputados sea secreto.

Pero además el PSOE ha solicitado que se reúna la Diputación Permanente y acuerde la comparecencia antes de febrero, cuando se reanuda la actividad parlamentaria, de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y de los ministros de Sanidad, Ana Mato, y de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón.

Atentar contra la libertad de las mujeres nunca es solo un problema de mujeres, sino de todos De lo que se trata, según ha dicho la portavoz socialista, Soraya Rodríguez, en rueda de prensa, es de que los tres expliquen en sus comisiones correspondientes del Congreso esta reforma, que supone, a su juicio, una "amenaza de recortes de derechos y libertades" para las mujeres. Un "penoso y vergonzoso" anteproyecto, ha continuado, que afecta no sólo a las mujeres. "Atentar contra la libertad de las mujeres nunca es solo un problema de mujeres, sino de todos", según Rodríguez, quien considera que esta ley es "un atentado contra la democracia en España". "Restringir derechos y libertades de más del 50% de la población es atentar contra la democracia", ha apostillado.

Por ello, el PSOE quiere que se celebre también ese pleno extraordinario sobre la retirada del aborto y que el voto sea secreto, según ha dicho la portavoz socialista, ya que "muchos" diputados del PP no están de acuerdo con la reforma, están "avergonzados", ha dicho, y de esta forma podrían votar a favor de su retirada.

Además, el PSOE ha registrado este jueves una batería de iniciativas en el Congreso, que deben ser debatidas por la Diputación Permanente de la Cámara, en las que reclama la convocatoria de otros dos plenos extraordinarios en enero (sumados al pleno sobre el aborto) y la comparecencia urgente de siete ministros.

Otra de las sesiones plenarias que debería convocar el Congreso en enero, según el PSOE, sería para debatir la creación de una comisión de investigación sobre la "inaceptable utilización" de Caja Madrid por parte del PP y sus consecuencias en la gestión de la entidad.

El tercer pleno de este mes que quieren los socialistas es para que haya una sesión de control al Gobierno, con preguntas e interpelaciones urgentes.

Los socialistas también esperan que acuda al Congreso el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria Los socialistas también esperan que acuda al Congreso el ministro de Industria y Energía, José Manuel Soria, para que explique las decisiones del Gobierno en relación con el precio de la luz, así como el responsable de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, para hablar del déficit y de la deuda pública. Además, pretenden que la Diputación Permanente acuerde la comparecencia de la ministra de Empleo, Fátima Báñez, para que informe de los criterios que han llevado a la congelación del Salario Mínimo Internacional (SMI) para 2014, y la del titular del Interior, Jorge Fernández, por la ley de seguridad ciudadana.

Rodríguez ha indicado en la misma rueda de prensa que su grupo ha presentado una proposición de ley para que se fije por ley que el SMI no pierda poder adquisitivo y que aumente hasta equipararse, al menos, al 60% del salario medio del país, tal y como se recoge en la Carta Social Europea. Con ese fin, los socialistas demandan que este año suba ya un 2,5 por ciento para compensar su congelación durante otros ejercicios.