La Guardia Civil ha detenido e imputado a tres miembros de una misma familia de entre 20 y 55 años, vecinos de Badajoz, acusados de la sustracción de 12 cerdos de una explotación ganadera situada en el término municipal de la capital pacense.

También ha sido imputado un vecino de Badajoz por receptación de los animales sustraídos, a sabiendas de su procedencia ilegal, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Cabe recordar que el propietario de una explotación ganadera, dentro del término municipal de Badajoz, denunció a primeros del pasado mes de diciembre de 2013 la sustracción de 12 cerdos de unos 20 kilos de peso del interior de la finca.

Con el desarrollo de las investigaciones el Equipo ROCA de la Guardia Civil de Badajoz, obtuvo pruebas suficientes para averiguar la presunta implicación en el robo de tres miembros de una misma familia de Badajoz.

Así, fue el pasado domingo 22 de diciembre cuando la Guardia Civil detuvo al presunto autor del robo y en días posteriores imputó de los otros dos integrantes de la familia por su implicación en los hechos.

En las diferentes manifestaciones y en el desarrollo de la investigación, los agentes averiguan que siete de los cerdos sustraídos los vendieron a un vecino de Badajoz muy por debajo de su precio en el mercado.

Con la identificación del vecino de Badajoz que compró los cerdos sustraídos, se procedió a su localización e imputación por un delito de receptación de ganado procedente de robo.

La Guardia Civil continúa con las gestiones tendentes a la localización del resto de los animales sustraídos, aunque los detenidos manifestaron que fueron utilizados para su autoconsumo.

Las diligencias junto con las detenciones e imputación son puestas a disposición del Juzgado de Instrucción de Badajoz.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.