Los estudios geotécnicos previos al comienzo de la obra para la nueva sede de la Universidad Loyola Andalucía en el campus de Dos Hermanas (Sevilla), en suelos de Entrenúcleos, han dado ya comienzo, con previsión de que los trabajos físicos como tales puedan dar comienzo en un breve espacio de tiempo.

Así lo han confirmado a Europa Press fuentes del Ayuntamiento nazareno, que han indicado que los actuales análisis tienen como finalidad fundamental definir los términos de lo que será la cimentación del complejo, cuyo trámite administrativo prosigue tras la reciente aprobación del plan parcial.

Aunque el deseo es que el nuevo complejo pueda estar listo para el curso académico 2015-2016, el rector de la Loyola, Gabriel Pérez Alcalá, ya ha mostrado su preferencia por "construir un campus bien hecho y planeado antes que uno deprisa y corriendo en base a una urgencia temporal".

"El Ayuntamiento de Dos Hermanas ha sido increíblemente generoso: un proyecto como éste en un sitio como ése, y con la responsabilidad que tenemos para con el municipio, se merece que hagamos un buen campus, al igual que nos hemos preocupado por hacer una buena universidad", ha expuesto Pérez Alcalá.

El pasado mes de septiembre, el Consistorio nazareno aprobaba en sesión de Pleno ordinario la adjudicación de la concesión administrativa de los terrenos para el futuro complejo, que vendría a unirse al de Sevilla-Palmas Altas y Córdoba, con zonas residenciales, de servicios, equipamientos y urbanización interior. Según explicó a Europa Press el portavoz de gobierno, Agustín Morón, una vez presentada la oferta, abiertos los sobres y procedido a la aprobación en Pleno, se trabajará a continuación en todos los aspectos relacionados con infraestructuras, equipamientos y servicios.

"Se tendrán que potenciar en función de la demanda", expuso Morón, calificando de "estratégico" el lugar elegido por Loyola, con comunicación por carretera, parada cercana de autobuses —en las inmediaciones se encuentran ubicadas dependencias del parque tecnológico— y la previsión de paso del tranvía que conecta con la Línea 1 del metro.

El campus ocupará una superficie de 110.000 metros cuadrados en el Parque Tecnológico Dehesa de Valme. En una primera fase, sobre 36.000 metros, se construirá el edificio principal que albergará los servicios centrales y de administración de la universidad, salón de actos, aulas y laboratorios. Un segundo edificio dará cabida a la biblioteca, la capilla y un segundo aulario; la primera fase se completa con instalaciones deportivas. El proyecto ha sido diseñado por el estudio Luis Vidal Arquitectos, responsable de obras internacionales como la ampliación del aeropuerto de Heathrow, entre otras.

Ampliación del campus de palmas altas

Por otro lado, la universidad podrá disponer, después de que su primera promoción haya inaugurado su trayectoria académica en el presente ejercicio 2013-2014, de un edificio más en el complejo que posee en Sevilla-Palmas Altas, una construcción que supondrá la ampliación de dependencias y con el cual este campus queda "completado".

Así lo indicó Pérez Alcalá en una entrevista concedida a Europa Press, explicando que dicho edificio, que no es de nueva construcción sino ya existente, es cedido por Abengoa. Su destino a usos administrativos permitirá acabar con la actual situación, en la que "nos encontramos relativamente estrechos entre los edificios G y F". El objetivo es poner en servicio este espacio conforme se vaya necesitando.

La institución de la Compañía de Jesús también tiene presencia en Córdoba, sin que por el momento la universidad se plantee implantarse en otras provincias andaluzas y sí centrarse en las iniciativas ya existentes.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.