El Cabildo de Tenerife ha inaugurado este jueves la tradicional Feria de Artesanía en Reyes, donde se darán cita un total de 76 artesanos y que se celebrará de forma simultánea hasta el domingo 5 de enero en la Plaza del Príncipe de Santa Cruz y en la Plaza del Adelantado de La Laguna.

En el acto de inauguración celebrado en la capital, el presidente del Cabildo, Carlos Alonso, agradeció la colaboración que ha prestado el Ayuntamiento para organizar una feria que, dijo, permitirá dinamizar la ciudad aprovechando una de las épocas del año "más fuertes" en compras.

Carlos Alonso destacó que la artesanía "no sólo hay que mirarla desde el punto de vista tradicional, sino también desde la innovación", lo que permite ofrecer en esta feria productos "muy atractivos", por lo que animó a los consumidores a adquirir productos artesanales como un regalo original y de gran valor añadido.

El alcalde, José Manuel Bermúdez, también tuvo palabras de agradecimiento para el Cabildo por haber escogido "otra vez" la ciudad para celebrar esta feria, que alcanza ya su decimosexta edición y que contará con 46 puestos de artesanía en sus diferentes modalidades, por lo que espera que sea "un éxito de ventas" para los artesanos.

La organización de esta feria responde a la demanda de los artesanos de celebrar un evento de estas características en fechas cercanas a la festividad de Reyes, aprovechando así el mayor número de personas que en esos días realiza sus compras de Navidad. Así, de las más de 150 solicitudes que se han presentado este año, se seleccionaron a un total de 76 artesanos, de los cuales 46 mostrarán sus trabajos en la Plaza del Príncipe y 30 en la del Adelantado.

Con el objetivo de presentar al público una imagen de la diversidad de la artesanía de la isla, en ambas ferias estarán presentes 37 oficios artesanos que ofrecerán toda clase de cerámica, calzado y complementos de piel, objetos de vidrio, joyería, juguetes, moda y complementos de reciclaje, además de otros productos de alfarería, cestería, trajes tradicionales, calado o carpintería tradicional.

Para la organización de la Feria de Reyes, el Cabildo ha destinado una partida presupuestaria de 80.000 euros, casi un 16,7% menos que el año pasado. Asimismo, ofrecerá la posibilidad de poder comprar con tarjeta, además de un servicio de empaquetado de regalos con el objetivo de superar los más de 2.000 paquetes de la pasada edición.