La revista 'Trabajos de arqueología Navarra' recoge en su número 25 un exhaustivo estudio sobre los jetones medievales con el escudo de la Comunidad foral. Este artículo se completa con un balance de los trabajos arqueológicos realizados en el castillo medieval de Irulegi (Aranguren) entre 2007 y 2012 y un informe sobre la protección del patrimonio arqueológico en las obras de la Autovía del Pirineo, tramos 4 y 5.

El estudio 'Jetones medievales con el escudo de Navarra', de Miguel Ibáñez Artica, reúne 145 jetones medievales que presentan el escudo de Navarra o han sido fabricados para la Administración del reino de Navarra.

El autor afirma que "no están todos los que son", ya que continuamente van apareciendo nuevos tipos inéditos o con variantes de leyenda, y tampoco son todos los que están "ya que se han incluido algunos de atribución dudosa que deberán confirmarse o refutarse en el tiempo".

Bajo la denominación genérica de jetones o tokens, se agrupa una gran variedad de monedas que sirven para realizar operaciones matemáticas sencillas; las hay también a las que se asigna un valor convenido y que son usadas en sustitución de la moneda en casinos, establecimientos industriales, en haciendas o cooperativas.

Los hay que indican el valor en jornales u horas trabajadas, medidas de capacidad, unidades de ganado esquiladas, alimentos y comida; algunos son fichas para adquirir bienes en los comercios de las haciendas, fichas de juego o de prostíbulos.

Los jetones descritos, ha explicado el Gobierno foral en un comunicado, presentan el escudo de Navarra en solitario o unido al de Champaña, Francia o Evreux. Otros, sin el escudo, fueron acuñados para los funcionarios de la Administración real de Navarra durante el s XV.

Castillo de irulegi

A este trabajo se añade el artículo titulado 'Un enclave estratégico en la Cuenca de Pamplona: el castillo medieval de Irulegi (Aranguren). Balance de los trabajos arqueológicos (2007-2012)', cuyos autores son Javier Buces Cabello, Alfredo Moraza Barea, Juantxo Agirre Mauleon, Aitor Pescador Medrano y Mikel Legorburu Arzamendi.

En él se recogen los trabajos de investigación multidisciplinares llevados a cabo por el Departamento de Arqueología Histórica de la Sociedad de Ciencias Aranzadi en el yacimiento arqueológico del castillo de Irulegi durante los últimos seis años.

Este enclave, situado en la cima del monte Irulegi o peña de Laquidáin (valle de Aranguren) a 893 metros de altitud, se localiza este castillo desde donde se ejerce un control visual excepcional de la capital Navarra y de los caminos que conducen a los puertos pireanicos a través del valle de Izagaondoa. Un asentamiento de gran relevancia estratégica desde al menos el Bronce Final hasta el ocaso del reino de Navarra.

Finalmente, se publica también el artículo titulado Autoría del Pirineo, tramos 4 y 5. La protección del patrimonio arqueológico, en el que se presentan los resultados del control arqueológico de las obras de construcción de la Autovía del Pirineo A-21, tramos 4 y 5, en los términos municipales de Lumbier, Liédena y Yesa, donde se localizaron una serie de yacimientos arqueológicos inéditos que han sido objeto de documentación y excavación arqueológica durante los años 2010 y 2011.

Concretamente se encontraron un horno de cal y una tejería, y dos elementos de la prehistoria reciente, un asentamiento datado entre el Calcolítico y el Bronce Avanzado y una estructura negativa de las fases iniciales del Neolítico.

Consulta aquí más noticias de Navarra.