El precio de la vivienda nueva cae un 9,2% en la Comunitat en 2013

El precio de la vivienda nueva ha caído un 9,2 por ciento en la Comunitat Valenciana en 2013, según el índice del sector inmobiliario publicado por Sociedad de tasación, que refleja un descenso desde máximos del 39,2 por ciento en términos reales. Las capitales valencianas acumulan en los dos últimos años la mitad de su caída de precios desde los máximos registrados en 2007.
Precios de la vivienda en la Comunitat
Precios de la vivienda en la Comunitat
SOCIEDAD DE TASACIÓN

El precio de la vivienda nueva ha caído un 9,2 por ciento en la Comunitat Valenciana en 2013, según el índice del sector inmobiliario publicado por Sociedad de tasación, que refleja un descenso desde máximos del 39,2 por ciento en términos reales. Las capitales valencianas acumulan en los dos últimos años la mitad de su caída de precios desde los máximos registrados en 2007.

De las tres, Castellón es la capital de provincia donde más se redujo el precio de la vivienda nueva, con una caída del 10,4 por ciento. Valencia, con un descenso del 9 por ciento, sitúa el precio del metro cuadrado en 1.660 euros.

La Comunitat Valenciana es, junto con Extremadura, la única autonomía multiprovincial en la que el descenso anual en todas sus capitales está por encima de la media nacional. De las tres capitales de la región, Castellón (-10,4 por ciento) es la ciudad donde más bajaron los precios, y el precio medio del metro cuadrado construido se situó en los 1.373 euros.

Por su parte, Valencia (-9 por ciento) fue la capital de provincia donde menos cayeron los precios; el coste del metro cuadrado se situó en 1.660 euros. En Alicante, el precio de la vivienda nueva experimentó un retroceso del 9,2 por ciento, hasta 1.369 ?/m2.

En cuanto a las poblaciones mayores de 25.000 habitantes y que no son capital de provincia, Benicarló (-12,8 por ciento) y la Vall d'Uixò (-12,3 por ciento) fueron las localidades donde más se redujo el precio de la vivienda nueva, con 1.120 euros por metro cuadrado y 922 euros por metro cuadrado, respectivamente. La localidad con los precios más elevados por metro cuadrado continúa siendo Benidorm con 1.815.

En comparación con otras comunidades autónomas, la Comunitat Valenciana registró una caída por encima de la media nacional (-7,8 por ciento). La región que lideró la disminución de precios fue Aragón (-11,6%), seguida de Extremadura (-10,2%). Por otro lado, las comunidades autónomas que experimentaron una menor reducción del precio de la vivienda libre fueron Asturias con una caída del 2,5% y Galicia con un descenso del 3,9%.

En el conjunto del Estado, el precio medio de mercado de la vivienda nueva descendió un 7,8% en el conjunto de 2013 en la capitales de provincia españolas, y profundizó así la caída del 6,9% experimentada en 2012.

Así, el precio medio del metro cuadrado en estas ciudades se situó en 2.039 euros, alrededor de 183.500 euros para una vivienda tipo de 90 metros cuadrados. Este valor es un 3 por ciento inferior al registrado al cierre del tercer trimestre.

Con todo, pese a que el precio de la vivienda se ha reducido significativamente durante la crisis, los actuales precios de la vivienda nueva siguen siendo un 6,8 por ciento superiores a los de 1985.

Además de la evolución a la baja de los precios en 2013, Sociedad de Tasación señala que el mercado de la vivienda "ha reducido su nivel de actividad como consecuencia de la continuidad en las dificultades para la obtención de financiación, entre otros factores".

Asimismo, advierte un incremento de los inmuebles que, inicialmente se ofrecen en venta y pasan después a ofertarse en alquiler con opción a compra.

Para 2013, la Sociedad de Tasación cree que la moderación de la inflación resulta "insuficiente" para compensar las caída de los ingresos netos en una parte importante de las familias, lo que hace previsible que la renta real disponible para la compra de viviendas vuelva a bajar en 2014 respecto a periodos anteriores.

"Este efecto se verá potenciado por la incidencia de la elevada tasa de paro y de la incertidumbre laboral asociada, y exigirá un mayor esfuerzo en la economía familiar para la adquisición de una vivienda", añade.

La demanda extranjera no será suficiente

Por otro lado, Sociedad de Tasación apunta que la reciente entrada en el mercado inmobiliario español de fondos de inversión extranjeros puede inducir a la aceleración de la absorción del 'stock' ya construido, que lleve aparejada cierta reactivación del sector.

Pero añade, que, aparte de estos fondos, "es de prever que la demanda mantenga la situación de debilidad que la caracteriza en los últimos tiempos, y que continúe, al menos durante algún tiempo, la tendencia de crecimiento negativo en los precios hasta que se absorba el excedente de oferta existente".

Según puntualiza, esta caída de los precios de la vivienda "será previsiblemente menos acusado en las mejores ubicaciones". En este contexto, continuará la tendencia a la disminución de las operaciones de compraventa en beneficio de las de alquiler, en algunos casos con opción a compra.

"Es previsible que en 2014 se mantenga el ajuste en el nivel de la oferta iniciado al final de 2008 para adecuarse a un volumen de demanda sensiblemente inferior al de periodos anteriores, en el que los síntomas de recuperación son todavía tímidos y están pendientes de consolidación", concluye el informe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento