El colegio público José María Huarte, de Pamplona, ha incorporado iniciativas de voluntariado en su proyecto educativo, como la organización de un campamento para niños con autismo o el denominado "aprendizaje cooperativo", en el que profesores jubilados ayudan a los alumnos más desaventajados.

De esta manera, ha destacado el Gobierno navarro en un comunicado, el centro quiere "dar respuesta a retos educativos como la inclusión social y la integración de los escolares con más dificultades a través de una comunidad de aprendizaje centrada en la persona".

La implicación del centro educativo en estas iniciativas llevó al grupo de voluntariado a elaborar un póster que presentaron en el XVI Congreso Estatal de Voluntariado celebrado en Pamplona el pasado mes de noviembre.

Además, se ha enviado una carta a toda comunidad educativa animando a participar como voluntarios en los proyectos del colegio, que incluye testimonios y reflexiones de varios de los participantes en estas iniciativas.

Asimismo, este verano el centro acogió en sus aulas la segunda edición de la escuela de verano, en la que se ofreció a 60 niños con autismo de entre 2 y 14 años atención pedagógica personalizada impartida por 12 profesionales y en la que participaron 120 voluntarios, con el doble objetivo de ofrecer una atención adecuada y de crear un grupo de profesionales que conozca la realidad del autismo, además de evitar el vacío asistencial y de recuperación en los meses estivales.

escuela dispone de siete aulas con capacidad para seis menores. Cada una está dirigida por una tutora y una cuidadora, con el apoyo de voluntarios. Se imparten aprendizajes relacionados con el desarrollo de los hábitos de autonomía, el trabajo personal, actividades pre-académicas y académicas, habilidades sociales y juegos.

Aprendizaje cooperativo

Otra de las actuaciones con voluntariado que se lleva a cabo en el centro escolar, ha explicado el Ejecutivo foral, es el denominado 'Aprendizaje colectivo', en el que profesores ya jubilados ayudan al alumnado con mayores dificultades.

Fuera del horario escolar, y en pequeños grupos, estos escolares reciben ayuda a la hora de realizar las tareas. En esta iniciativa participan además de manera voluntaria, padres, madres, abuelas y abuelos que realizan en el centro talleres interactivos con el alumnado del colegio.

Consulta aquí más noticias de Navarra.