Salto de Roldán
Vista aérea del Salto de Roldán (Huesca). Wikimedia Commons

Con la Navidad o porque toca disfrutar de esos días de vacaciones que no hemos podido coger aún, lo cierto es que ahora en enero es posible juntar unos días para hacer una escapada. Las posibilidades que ofrece nuestro país son muchas. Ejemplo de ello son los dos planes que sugerimos: uno de sol y playa; otro de montaña y nieve. De Almería a Huesca.

Sol y playa
Cabo de Gata, en Almería, es hoy un destino turístico codiciado por quienes buscan tranquilidad y una belleza distinta. El Parque Natural de Cabo de Gata, con más de 63 kilómetros de costa, se encuentra en la comarca de Níjar. Este espacio combina playas, acantilados y bahías. Sus fondos marinos están catalogados entre los de mayor calidad en el litoral mediterráneo español.

Desde Níjar ponemos rumbo al Cabo de Gata para recorrer los cerca de 40 kilómetros que nos separan de la costa, hasta llegar al faro del cabo de Gata y disfrutar así del espectacular paisaje costero.

Existen aquí playas rústicas, como la de Torre García o la de Las Amolaredas, o playas urbanizadas como por ejemplo la de San Miguel del Cabo de Gata o Almadraba de Montelva. Hay también varias playas nudistas, como la Cala Príncipe o la Cala de los Amarillos, además de otras tantas no oficiales.

Cabo de Gata ofrece una treintena de arenales donde poder tomar el sol o zambullirse a gusto. En pleno mes de enero no tenemos garantía ni de una cosa ni de la otra, pero la probabilidad de conseguirlo será mayor que en ningún otro rincón de la Península.

Nieve y montaña
Huesca tiene un extenso patrimonio natural y cultural. Tal vez sea el primero el que más busca el turista o viajero que se acerca a este norte de Aragón. Huesca ofrece garantías de turismo verde y blanco, de montaña y nieve.

Cuatro comarcas forman la vertiente pirenaica. Son La Jacetania, Alto Gállego, Sobarbe y Ribagorza. Allí cumbres de más de tres mil metros de altura se alternan con profundos valles, algunos de ellos enclavados en el espectacular Parque Natural de Ordesa y Monte Perdido.

Somontano de Barbastro, Hoya de Huesca, Cinco Medio y La Litera son las comarcas pre-pirenaicas. Patrimonio natural e histórico se enlazan en el paisaje único de las comarcas pre-pirenaicas. Un ejemplo de su patrimonio natural es el Parque Natural Río Vero, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Fuente: Guía Repsol. Rutas, mapas, restaurantes … ¡Planifica con nosotros tu viaje!