El precio de la vivienda nueva cayó un 5% en Baleares durante 2013, lo que supone, desde máximos, una caída del 34,8% en términos reales, según el informe semestral de Sociedad de Tasación, que prevé que en 2014 se mantenga el ajuste de precios para compensar la debilidad de la demanda.

La caída de precios en Palma de Mallorca durante este año ha experimentado una menor aceleración que el año anterior. Mahón es la localidad que registra el mayor descenso, de un 9%, seguida de Ciudadela que ha experimentado un retroceso del 7,6%.

En cuanto al precio del metro cuadrado, Ibiza es la ciudad de Baleares más cara a la hora de comprarse una vivienda nueva, con un precio de 1.985 euros/m2, seguida de Palma de Mallorca con 1.849 euros/m2.

En Calviá el metro cuadrado construido se situó en 2013 en los 1.740 euros, mientras que en Mahón fue de 1.568 euros. El municipio con los precios más baratos para adquirir una vivienda es Manacor (1.330 euros/m2).

Los mayores descensos en aragón y extremadura

Todas las comunidades autónomas experimentaron caídas interanuales de precios en 2013, con especial incidencia en Aragón (-11,6%), Extremadura (-10,2%), La Rioja (-10,1%), Castilla-La Mancha (-9,8%), Comunidad Valenciana (-9,2%), Cantabria (-9%), Comunidad de Madrid (-8,6%) y Andalucía (-8,1%).

Por debajo de la media nacional (-7,8%), se situaron con los menores descensos Asturias (-2,5%), Galicia (-3,9%), Murcia (-4%), Navarra (-4%), Baleares (-5%), País Vasco (-6,1%), Canarias (-6,5%), Cataluña (-7%) y Castilla y León (-7,5%).

Datos nacionales

A nivel nacional, el precio medio de la vivienda nueva descendió un 7,8% en el conjunto de 2013 en la capitales de provincia españolas.

Así, el precio medio del metro cuadrado en estas ciudades se situó en 2.039 euros, alrededor de 183.500 euros para una vivienda tipo de 90 metros cuadrados.

En el resto de las ciudades estudiadas (59.000 viviendas en un total de 3.600 promociones), el precio del metro cuadrado se situó en 1.583 euros, lo que supone una caída del 6,4%.

Según Sociedad de Tasación, la moderación de la inflación resulta "insuficiente" para compensar las caída de los ingresos netos en una parte importante de las familias, lo que hace previsible que la renta real disponible para la compra de viviendas vuelva a bajar en 2014 respecto a periodos anteriores.

Por tanto, "es de prever que la demanda mantenga la situacón de debilidad que la caracteriza en los últimos tiempos, y que continúe, al menos durante algún tiempo, la tendencia de crecimiento negativo en los precios hasta que se absorba el excedente de oferta existente", añade.