El niño herido tras explotarle un petardo en la cara, provocándole quemaduras, no perderá el ojo, según un último informe médico proporcionado por el Hospital 12 de Octubre, que determina que, a pesar de los graves daños causados por el suceso, "el globo ocular continúa íntegro".

Según han informado fuentes de Emergencias Madrid, varios niños de trece años se encontraban jugando en las pistas, situadas a la altura del número 18 de la calle Arganda, en Madrid, cuando encontraron un petardo de grandes dimensiones sin explotar.

La explosión causó quemaduras y heridas graves al menorUno de ellos encendió la mecha y el petardo explotó en la cara a otro menor, lo que le causó quemaduras y heridas graves.

El niño fue atendido por un equipo del SAMUR, que le aplicó material estéril en las heridas y le proporcionó asistencia psicológica.

Posteriormente, fue trasladado al Hospital 12 de Octubre, donde tras realizarle un TAC los médicos han confirmado que no ha perdido el ojo, aunque añaden que habrá que esperar para ver si recuperará la visión.

Consulta aquí más noticias de Madrid.