El consejero de Hacienda de Castilla-La Mancha, Arturo Romaní, ha afirmado que "Castilla-La Mancha ha sido la campeona de lo malo y ahora la hemos colocado en una posición inmejorable para que en este año comience el impulso económico y la creación de empleo".

Durante una entrevista en el programa 'Al Quite', de Castilla-La Mancha Televisión, Romaní ha asegurado que el Gobierno de Cospedal "ha creado unas condiciones muy buenas para incentivar la economía", ha informado la Junta en un comunicado.

En este sentido, Romaní ha destacado que "ya se ha ido extendiendo la idea de que la Junta va pagando, y la prueba está en que el Presupuesto corriente del año 2013 está pagado en un 95 por ciento del gasto contabilizado, y eso quiere decir que hemos terminado de arreglar el pasado y que el presente lo llevamos bien".

Para el titular de Hacienda, "es fundamental en la economía de la región que los ciudadanos que contratan con la Administración sepan a qué atenerse, algo que incluso mejora el precio, ya que se pueden ofrecer mejores ofertas si se sabe que se va a cobrar".

Por ello, Romaní ha destacado que igual que el año pasado fue un hito cumplir con la cifra de déficit, "este año hemos acabado con el problema de los impagos en Castilla-La Mancha".

En este sentido, el consejero ha señalado que el Gobierno de la presidenta Cospedal ha conseguido liquidar 4.000 millones de euros en facturas a proveedores privados que encontró a su llegada. "Hemos conseguido encontrar financiación para pagar esas facturas y ajustar nuestras cuentas para que se gaste sólo lo que se puede pagar", ha añadido Romaní.

Un gobierno serio

"Para lograr pagar el volumen de facturas que el Gobierno encontró al comienzo de la legislatura", el consejero ha subrayado la importancia de la ayuda del Estado, que ha puesto en marcha distintos mecanismos de financiación, y también de las políticas de tesorería puestas en marcha por el Gobierno de Cospedal que, "ha sido muy serio en materia financiera, y ha generado credibilidad para poder acceder a préstamos bilaterales con las entidades financieras".

Sobre este aspecto, el consejero ha añadido que "hemos conseguido financiarlo todo y además en buenas condiciones, con precios muy razonables e incluso inferiores a los precios que pagan otras comunidades autónomas porque no estábamos dispuestos a financiarnos de cualquier manera".

Así, el hito de haber acabado con las obligaciones pendientes de pago, tal y como ha afirmado el consejero, va a permitir un punto de inflexión en Castilla-la Mancha: "cumplir la Ley de Morosidad, porque para eso están las leyes, para cumplirlas, y si la ley dice que hay que pagar a los proveedores en 30 días, hay que pagarles en ese plazo".

Reducción del gasto

En sus declaraciones Romaní ha recordado que nuestra región ha realizado, antes que ninguna comunidad autónoma, el esfuerzo de ajuste de gasto, "y eso nos ha permitido tener los deberes hechos y estar en otra situación".

En este sentido, el consejero ha señalado que la situación actual de Castilla-La Mancha causa admiración en distintas entidades públicas y privadas ya que "hemos conseguido hacer este proceso de reducción de gasto sin cerrar nada".

Asimismo, este año el Gobierno regional ha hecho un esfuerzo de impulso económico y hay partidas que suben, como las de Fomento, Agricultura, el Instituto de Promoción Exterior, la Agencia del Agua o el Instituto de la Mujer.

Consulta aquí más noticias de Toledo.