El clima y la mejora del comercio de la rama de la alimentación son los principales motivos por los que el conjunto del comercio minorista de Mallorca registró durante el pasado mes de noviembre un volumen de ventas de aproximadamente 248,7 millones de euros, lo que supone un incremento de 20,7 millones en comparación del mismo mes de 2012.

Así lo ha señalado en un comunicado la patronal Pimeco, en base a un informe elaborado a partir de los datos del INE, en el que se indica que de octubre a noviembre de 2013 el comercio experimentó una disminución de sus ventas de 38,3 millones de euros (287 millones en octubre).

Ante la pérdida de volumen de negocio que presenta noviembre respecto al mes precedente, la patronal sostiene que corresponde al modelo de economía estacional propio de la isla, si bien es cierto que el descenso se sitúa por debajo del promedio de los últimos 13 años (49,6 millones de decrecimiento medio).

Por otro lado, el volumen de negocio que generó el comercio mallorquín de enero a noviembre de 2013 fue de 3.113,6 millones de euros, lo que supone el mejor resultado desde el año 2009 (3.116,9 millones), y acerca al sector al promedio de los últimos 13 años (3.125 millones).

Pese a esta mejoría, Pimeco recalca que las ventas del comercio durante el periodo analizado están muy lejos de superar los más de 3.300 millones de volumen de negocio que registraron los once primeros meses de 2006, 2007 y 2008.

Empleo en el sector

Respecto al empleo en el sector, el mes de noviembre mostró un descenso del orden del 4,4 por ciento respecto al mes anterior y un aumento del 1,4 por ciento en comparación a noviembre de 2012.

Finalmente, Pimeco ha destacado la mejora del comercio minorista de la rama de alimentación, y que en el año 2013 ha supuesto una mejora interanual del volumen de ventas del 6,8 por ciento, triplicando la mejoría que presenta el resto del comercio (2,1 por ciento).