La Consejería de Educación, Cultura y Deportes fija una ratio máxima en los centros privados concertados de Castilla-La Mancha de 30 alumnos en centros de Educación Primaria, de 36 alumnos en centros de Educación Secundaria Obligatoria y en 30 alumnos en centros de Educación Infantil para el curso 2013/2014.

Así se desprende en una resolución de la Consejería de Educación, publicada en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) y recogida por Europa Press, por la que se determina la relación media, mínima y máxima de alumnos por unidad escolar en los centros privados concertados para el curso 2013/2014.

Asimismo se establece una ratio máxima de 40 alumnos en centros que imparten Bachillerato; 35 alumnos para los centros que imparten ciclos formativos de grado medio y grado superior y 18 alumnos en aquellos que impartan programas de cualificiación profesional inicial.

Los centros educativos que hayan suscrito o renovado concierto o convenio educativo, en su caso, que se refieran a las enseñanzas reguladas están obligados a justificar ante la Inspección Educativa el cumplimiento de las ratios de acuerdo a los datos de escolarización recogidos en la documentación orgánica del centro.

Se autoriza a la Dirección General de Organización, Calidad Educativa y Formación Profesional para dictar las instrucciones necesarias para el desarrollo, comprobación y cumplimiento de esta Resolución.

Para los centros concertados con domicilio en localidades en las que no existan centros públicos con las mismas enseñanzas, se tomará como referencia las localidades de la provincia en las que se ubiquen centros públicos que impartan tales enseñanzas.

Consulta aquí más noticias de Toledo.