Efectivos del Equipo de Desactivación de Explosivos (EDEX) de la Decimosegunda Zona de la Guardia Civil con sede en Burgos han procedido a la destrucción de dos proyectiles de artillería, uno del calibre 155 milímetros (mm) ME-107 y otro rompedor de 122 mm para cañón 122/46, en Las Merindades (Burgos).

Según han informado fuentes de la Benemérita, el descubrimiento tuvo lugar días atrás, cuando un alertante informó del hallazgo casual de lo que parecía ser un proyectil militar mientras cazaba por un paraje de Las Merindades.

En el lugar, los especialistas verificaron el avistamiento de la munición artillera y de otra de similares características avistada a cuatro kilómetros del pinar donde apareció la primera. Tras inspeccionarlas visualmente, con las reglamentarias medidas de seguridad, fueron trasladadas a un paraje próximo donde fueron destruidas, de manera controlada.

Desde la Guardia Civil se recuerda que, ante la aparición de este u otros tipos de munición y artefactos o material explosivo, deben abstenerse de desplazar, modificar o manipular los mismos, debido a las especiales características de estos hallazgos, ya de por sí inestables, y limitar la actuación a comunicar su avistamiento a la Guardia Civil-062 o Emergencias-112.

Consulta aquí más noticias de Burgos.