La Audiencia de Madrid devuelve el caso Blesa al juzgado de Silva, pero éste decide inhibirse

  • El magistrado ha decidido abstenerse al continuar abierta contra él una causa en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por su actuación en este asunto.
  • La juez sustituta había presentado una cuestión de competencia diciendo que la causa no debía estar en el juzgado 9.
  • De esta forma, la investigación sobre la compra del City National Bank recaerá sobre el magistrado Juan Antonio Toro, titular del Juzgado de instrucción 36.
  • Entrevista a Silva: "La madre de la corrupción está en el poder judicial".
El juez Elpidio Silva, en su domicilio de Madrid
El juez Elpidio Silva, en su domicilio de Madrid
Jorge Paris

La Audiencia Provincial de Madrid ha decidido devolver el caso Blesa al Juzgado de instrucción número 9 de Madrid, del que es titular Elpidio José Silva, quien ha decidido abstenerse al continuar abierta contra él una causa en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid por su actuación en este asunto.

Según fuentes del TSJM, el magistrado ha decidido inhibirse de este caso porque sigue abierta una causa contra él a raíz de una querella de la Fiscalía, en la que se le acusa de dos delitos contra la libertad individual y uno de prevaricación, entre otros, en relación a su actuación en el caso Blesa.

De esta forma, la investigación sobre la compra del City National Bank de Florida por parte de Caja Madrid, por la que Silva ordenó encarcelar al expresidente de la entidad Miguel Blesa, recaerá sobre el magistrado, Juan Antonio Toro, titular del Juzgado de instrucción número 36 de Madrid, aunque la causa está formalmente aún en el juzgado de Silva.

La Audiencia Provincial decidió devolver la investigación al Juzgado de Instrucción número 9, argumentando que esta decisión ya fue adoptada por el juez decano y es "inmodificable" porque así lo decidió del órgano competente. En un auto, la Sección 17 de la Audiencia Provincial ponía fin así al conflicto que se había suscitado entre el Juzgado de Instrucción número 19 y el Juzgado de Instrucción número 9 sobre cúal era el órgano competente para hacerse cargo de las diligencias abiertas por la adquisición del banco estadounidense por parte de Caja Madrid.

El auto sitúa este conflicto en el "estricto ámbito de la aplicación de las normas de reparto" y precisa que no se trata propiamente de una cuestión jurisdiccional de competencia puesto que no se ha apreciado una "conexidad delictiva" entre la compra del banco de Florida y otra investigación que fue abierta por el Juzgado de Silva contra Blesa por el crédito de 26,6 millones de euros concedido al ex jefe de la patronal Gerardo Díaz Ferrán. Dicho esto, el tribunal destaca que las normas de reparto tienen como objetivo la asignación "ordenada y equitativa" de los asuntos y constituyen una "cuestión gubernativa", que está al margen de la Ley de Enjuiciamiento Criminal y el Código Penal.

El auto sostiene que la Ley Orgánica del Poder Judicial otorga esta decisión de carácter gubernativo al juez decano, que ya resolvió devolviendo la instrucción al Juzgado de Instrucción número 9 del que es titular Silva. Y remarca que esta decisión es "en todo caso inmodificable" porque emana del órgano competente y "no puede más" que constatar la competencia del Juzgado de Instrucción número 9 de Madrid para que prosiga así la tramitación de las diligencias abiertas por la compra del banco con sede en Miami.

Blesa había sido recusado

Blesa ya había recusado al juez Silva tanto en la causa por el crédito como por la adquisición del City National Bank. El tortuoso recorrido que ha tenido durante dos meses la causa del City National Bank se desató después de que otra sección de la Audiencia de Madrid considerara el pasado junio que existen razones para investigar esta operación de compra y que Silva debió enviar a reparto la denuncia de Manos Limpias que recibió sobre estos hechos. El sindicato pide que se investigue un posible delito societario en la compra que costó 1.134 millones de dólares, equivalente a 860 millones de euros.

La jueza que sustituía a Silva al frente del Juzgado de Instrucción número 9 mientras este fue suspendido cuatro meses envió el pasado septiembre las diligencias a Decanato para su reparto. La causa recayó en su colega del Juzgado número 19, cuyo secretario la volvió a enviar al Juzgado de Silva al entender que le correspondía por antecedentes. Al volver a recibir la causa, el Juzgado de Silva planteó una cuestión de competencia ante Decanato. Y el juez decano dictó un acuerdo gubernativo confirmando el decreto que anteriormente había emitido su secretario judicial en el que se remitían de nuevo a Silva las actuaciones sobre el banco de Florida.

En una entrevista concedida a 20minutos, el juez Silva explica que la juez sustitua envió la causa a Decanato "diciendo que no me correspondía a mi, siguiendo la tesis del fiscal de que yo me adjudiqué la causa arbitrariamente. No es verdad, yo no me adjudiqué nada. Hay una norma de reparto que dice que yo me quedo con la causa. Decanato le respondió lógicamente que la causa pertenece al juzgado 9. Y ella no contenta con esto ha hecho algo que no tiene precedentes, ha mandado un informe a la Audiencia Nacional diciendo que no está de acuerdo con el criterio del decanato y el sistema de reparto de todos lo juzgados de Plaza de Castilla".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento