'Portrait of Pope Julius II', 1511/12
El Papa Julio II retratado por Rafael Sanzio en un cuadro datado entre 1511 y 1512 Raffael and workshop - Städel Museum, Frankfurt am Main - Photo: Städel Museum - ARTOTHEK

Lo llamaban "el papa guerrero". Julio II —Giuliano della Rovere (1443-1513)— fue un estratega, amigo de las intrigas políticas, promotor de campañas militares. Además, era un activo mecenas y amante de las artes. Mandó a  Donato Bramante construir la Basílica de San Pedro, encargó a Miguel Ángel pintar la Capilla Sixtina y quiso que fuera Rafael Sanzio (entonces un joven de 25 años) quien realizara su retrato oficial.

La obra de Rafael es uno de los trabajos más importantes del maestro del Renacimiento italiano. Realizada entre junio de 1511 y marzo de 1512 (en los últimos años de vida del pontífice) rompe con las representaciones papales anteriores: el artista no muestra a Julio II con atuendos ceremoniales, sino preparado para una audiencia privada, sentado en un sencillo sillón.

Raffael und das Porträt Julius' II (Rafael y el retrato de Julio II) — en el Museo Städel de Frankfurt (Alemania) hasta el 2 de febrero— es una reducida y exquisita muestra que gira en torno al cuadro, adquirido en 2010 por la pinacoteca.

Numerosas modificaciones

Ya en el siglo XVI la potencia de la imagen que proporcionó Rafael provocó que pronto abundaran las copias. Existen varias de estas versiones con cambios sutiles, entre ellas la de Tiziano, pintada en torno a 1545 y ahora en el Palacio Pitti de Florencia. El propio Rafael participó en otras, hechas en su taller por discípulos.
 
La potencia de la imagen provocó que pronto abundaran las copiasEn la exposición se muestran la versión de Tiziano y también una procedente del taller de Rafael, en la que supuestamente participó. Existe también una obra previa a la definitiva que sirvió al artista de boceto, presente en la muestra en una reproducción a tamaño original debido a su complejo estado de conservación.

El grupo se completa con imágenes de rayos equis e infrarrojos que proporcionan información sobre la creación del decisivo retrato y su relación con las otras piezas. Los trazos iniciales descubren que el autor hizo numerosas modificaciones en torno al rostro del Papa, la posición de los brazos y de la silla consciente del carácter innovador del posado.