Sindicatos policiales piden a los mandos condecorados que renuncien por "dignidad" a las medallas

Consideran que es "una falta de respeto a las víctimas" y supone "corromper la legalidad" y anuncian una concentración de protesta
Los representantes de los sindicatos policiales en rueda de prensa
Los representantes de los sindicatos policiales en rueda de prensa
EUROPA PRESS

Los tres sindicatos mayoritarios en el Cuerpo Nacional de Policía han pedido este jueves a los altos mandos condecorados por su trabajo tras producirse el accidente del tren Alvia en Angrois que renuncien al reconocimiento concedido "si les queda un mínimo de dignidad".

En rueda de prensa, los representantes del Sindicato Unificado de Policía (SUP), de la Confederación Española de Policía (CEP) y de la Unión Federal de Policía (UFP), José Freire, Santiago Rey y Miguel González, respectivamente, han recriminado que se conceda la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo a mandos que no trabajaron en las vías rescatando heridos y sacando cadáveres de los vagones pero no a muchos de los agentes que acudieron en primer lugar, cuando estaba todavía activado el aviso por posible atentado y existía riesgo para su integridad.

Esta condecoración supone un incremento salarial del 10%, que representará más o menos unos 150 euros mensuales más, han explicado. Otros agentes que el 24 de julio acudieron al lugar del accidente en primer lugar también ven reconocida su labor, pero sin que ello implique una subida de su sueldo. "Están a tiempo de rectificar", ha dicho Freire para pedir que se amplíe el reconocimiento a estos funcionarios.

Los representantes sindicales han recordado que la norma que regula la concesión de la Cruz al Mérito Policial con distintivo rojo establece como condiciones que el policía haya resultado herido en acto de servicio, que haya realizado un hecho abnegado en circunstancias de peligro o que haya existido riesgo o peligro personal.

A juicio de estos sindicatos, que elaboraron una propuesta alternativa para conceder los reconocimientos, son 47 los funcionarios que merecen la medalla. Se trata de los que llegaron en primer lugar, cuando estaba en vigor la circular 50 —la que se activa ante un posible atentado—, cuando se desconocía si el combustible del tren podría provocar una explosión y cuando no estaba asegurado que por las catenarias caídas no pasaba corriente. A ello agregan el "trauma" que causan las escenas que estos agentes se encontraron en el convoy.

Finalmente son ocho las personas a las que se concede esta medalla y que sí cumplen las condiciones, según interpretan los sindicatos. No obstante han mostrado su desacuerdo con que se vaya a entregar en concreto a cuatro mandos: el jefe superior de Policía de Galicia, Jaime Iglesias; el comisario que desempeñaba las funciones de jefe de la Unidad de Policía Científica, Antonio del Amo; y los instructores del expediente, José Luis Balseiro (Comisario Provincial de A Coruña) y Juan Cástor Vázquez (jefe de Policía Judicial de Santiago).

"Esto en el ámbito penal tiene una denominación, que es dictar resoluciones a sabiendas de que son injustas", ha criticado Freire, que ha destacado que estos cargos no son "acreedores" de las medallas pero "van a ganar una pasta gansa por algo que no han realizado". "Repugna que se aproveche una desgracia humana", ha continuado, para lograr un aumento de sueldo de 150 euros y que para ello "se corrompa la legalidad".

Incluso el atestado que hicieron estos mandos, ha proseguido Freire, "se ha desmoronado como un castillo de naipes" y "muchos de los imputados han sido absueltos" —en alusión a los cargos de Adif—. "La condecoración debería habérsela dado el Ministerio de Fomento y no el de Interior", ha ironizado.

"asalto al tren de las medallas"

"Es escandaloso, miserable y hasta obsceno", ha protestado Freire y ha considerado que es "una falta de respeto a las víctimas", lo que hace "más grave" este "asalto al tren de las medallas". Santiago Rey ha añadido que estos casos dañan a la imagen de la institución, pero ha considerado que "el problema no es del cuerpo, sino de cuatro" altos mandos. Precisamente, ha defendido que su denuncia pública trata de "defender la institución", que está "tan bien valorada".

"Somos conscientes de que esta comparecencia no será del agrado de algunos", ha agregado Freire, que ha augurado que los acusarán de provocar el "desprestigio" de la Policía. Pero, ha insistido, sus acciones buscan precisamente "salvar el prestigio".

Respuesta a juárez y concentración

La réplica del delegado del Gobierno en Galicia, Samuel Juárez, a la primera crítica pública de los sindicatos sobre este asunto ha sido tachada de "grave irresponsabilidad" por parte de SUP, CEP y UFP. Juárez justificó los reconocimientos por la estructura "piramidal" del cuerpo y defendió premiar las labores de organización.

"Si ignora que existe una norma que lo regula debe callarse y si la conoce está yendo contra la ley", ha contestado Freire, que ha recordado que los mandos ya reciben sueldos superiores por sus labores organizativas y de coordinación. Miguel González ha sugerido a Juárez reparar en que las pirámides "empiezan desde abajo" y le ha pedido que defienda la labor de los que "se dejan el pellejo".

Los sindicatos han avisado de que continuarán con sus denuncias y han avanzado que convocarán una concentración para después de Navidad. También han indicado que tienen intención de acudir al acto de entrega de las medallas, para el que aún no hay fecha, para mostrar su "repulsa".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento