José Ortega Cano: "Yo no he cometido un asesinato, yo he tenido un accidente"

  • El extorero concedió una entrevista a Antena 3 en la que insistía en que no iba bebido el día del accidente, aunque estaba "un poco cansado".
  • Dice no recordar el momento del impacto y acusa a los testigos que dijeron que iba bebido de "mentir como bellacos" y de estar "pagados".
Ortega Cano, en la quinta jornada del juicio por un accidente de tráfico mortal.
Ortega Cano, en la quinta jornada del juicio por un accidente de tráfico mortal.
EFE/Raúl Caro

El extorero José Ortega Cano apareció este martes por la noche en el programa Espejo Público de Antena 3 en la que fue la primera entrevista concedida por Ortega Cano tras el accidente de tráfico en el que murió Carlos Parra y por el que el extorero ha sido condenado a dos años y seis meses de prisión.

"Era una noche muy oscura, no había luz, porque hay veces que la luna o las estrellas dan algún resplandor, pero esa noche era muy oscura, una noche muy triste", rememoraba Cano. "Recuerdo todos los momentos desde que salí de Castilblanco de los Arroyos a Villaverde (del río), llevaba a mi hija a casa de unos amigos", narraba el extorero, que sigue negando que aquella noche hubiera bebido, en contra de lo que asegura la condena.

"Sí estaba un poco cansado porque había sido un día de mucho calor, pero iba a llevar a mi hija, ¿cómo yo iba a beber?", se preguntaba. Tampoco admitía el exmatador que condujera de forma imprudente. "No corría, no corría, además, es cuesta arriba. Yo iba excesivamente relajado. El momento del impacto no lo recuerdo, no recuerdo nada", aseguraba.

"Lo digo con toda honradez y por mi alma y por el alma de todos aquellos a los que quiero, que ese día no bebí", insistía Cano, que quiso dar su versión sobre la naturaleza del accidente: "Yo no he cometido un asesinato, yo he tenido un accidente con un coche y quiero que quede bien claro. ¿Cómo pueden ustedes pensar que yo quiero matar a una persona?", se preguntaba.

Ortega Cano, sin embargo, reconocía su arrepentimiento y dolor por lo ocurrido, al afirmar que "yo me quería morir, lo digo con toda sinceridad y que España entera lo sepa. Hubiera dado mi vida antes que la de él y lo lamento profundamente. Rezo todas las noches por él".

Sobre los testigos que afirmaron haberle visto con signos de haber bebido el extorero fue tajante: "Mintieron él y su mujer como dos bellacos. Estaban pagados por alguien. No solamente ellos, sino algunos más. Se sabrá, el tiempo pasa".

También tuvo palabras para explicar la situación de su hijo José Fernando, en prisión preventiva acusado agresión y robo de un vehículo. "No quiere llamarme", aseguraba. Sin embargo, el joven se comunicó con su padre a través de Gloria Mohedano (cuñada de Ortega Cano): "dile a Papá que le quiero mucho y que voy a cambiar y que le quiero mucho y que quiero estar junto a él y junto a ti, Gloria".

Para Ortega Cano es un problema que no puede afrontar sin derrumbarse: "No puedo verlo por televisión me rompo en mil pedazos. No es la imagen que han vendido de él. Es muy buena persona", aseguraba.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento