UPyD insta a Bankia a exigir responsabilidad civil a los gestores de Caja Segovia por "falta de lealtad y negligencia"

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha instado a Bankia a solicitar responsabilidad civil a los administradores de Caja Segovia, hoy extinguida e integrada en la entidad nacionalizada, tanto por "negligencia" como por la "falta de lealtad" hacia la institución, a la que causaron daños millonarios.
Miguel, junto a Marcos y Tena (d)
Miguel, junto a Marcos y Tena (d)
EUROPA PRESS

Unión, Progreso y Democracia (UPyD) ha instado a Bankia a solicitar responsabilidad civil a los administradores de Caja Segovia, hoy extinguida e integrada en la entidad nacionalizada, tanto por "negligencia" como por la "falta de lealtad" hacia la institución, a la que causaron daños millonarios.

El partido, a través de Rodrigo Tena, miembro del Consejo de Dirección, ha hecho extensiva esta petición a la Fundación Caja Segovia, heredera de la Obra Social de la entidad, puesto que considera que junto a Bankia tiene la obligación moral, política y jurídica de hacerlo en aras de que los perjuicios ocasionados a la caja de ahorros, así como a todos los segovianos, sean mitigados económicamente.

La formación que lidera Rosa Díez ha recordado que la entidad, cuya transformación en fundación está en marcha, se encuentra "quebrada" y con su viabilidad "comprometida" por la hipoteca del emblemático Torreón de Lozoya para asumir una deuda tributaria.

Al caso de la hipoteca, que investiga un juzgado de Segovia, se suman las retribuciones aprobadas para ocho altos directivos de Caja Segovia, que según los datos de UPyD ascienden a 34 millones de euros, 17 de ellos en concepto de prejubilaciones y el resto en planes de pensiones. Estas dotaciones están siendo investigadas por otro juzgado segoviano.

En una rueda de prensa ofrecida en Segovia con la portavoz de UPyD en esta provincia, Luciana Miguel, y Ramón Marcos, diputado en la Asamblea de Madrid, ambos miembros del Comité de Dirección de la formación magenta, Tena ha expresado la necesidades de que se depuren no sólo responsabilidades penales y políticas sino también civiles, lo que permitiría "resarcir a los verdaderos perjudicados".

"Se trata de recuperar el dinero de la manera más eficaz posible", ha aseverado en declaraciones recogidas por Europa Press. A su juicio, deben responder económicamente quienes "se han llevado el dinero" pero también aquellos que "se lo han dejado llevar", como los miembros del Consejo de Administración y las comisiones de Control y Retribuciones, puesto que, haciendo gala de una "falta de competencia, diligencia y lealtad", no adoptaron las medidas necesarias para evitar esa situación y antepusieron los intereses de sus partidos.

Tena ha explicado que en los casos de falta de diligencia y lealtad el ordenamiento jurídico atribuye recursos para exigir responsabilidades a sus administradores, una acción que corresponde ejercitar a la persona jurídica que ha sufrido el daño. Por ello, ha atribuido la iniciativa a Bankia como heredera del negocio bancario o a la Fundación Caja Segovia como continuadora de la persona jurídica.

"No es una opción, es una obligación moral, política y jurídica", ha insistido el representante de UPyD, quien sospecha que ni una ni otra tienen intención de reclamar porque comparten intereses y "élite extractiva", si bien ha puntualizado que en caso de que no lo hagan también se podría pedir responsabilidades a ambas por inactividad. "Los nuevos gestores tienen obligación de actuar en interés de la sociedad que gestionan y, si eso implica pedir responsabilidad a los antiguos, tienen que hacerlo", ha apostillado.

Los representantes de UPyD han asegurado de cualquier forma que existen muchas personas interesadas en que el caso 'Caja Segovia' progrese, así como fundamento para que éste avance, lo que ayudará a que judicialmente el proceso salga adelante. Así, aunque han reconocido que la Justicia trabaja "lenta", han confiado en que ésta finalmente llegará como una "apisonadora".

El caso '

Caja segovia',

Ejemplo en españa

Ramón Marcos ha manifestado que el trabajo de su partido en torno a Caja Segovia ha servido de ejemplo para iniciar otras acciones vinculadas con entidades como Caja Madrid o Bankia. Según ha dicho, estas operaciones están haciendo un servicio a España y conforman un "modelo" que debería seguirse en todo el país y debería promover el propio Estado para conseguir la regeneración nacional y lograr que el país funcione económicamente.

El diputado de la Asamblea de Madrid ha recalcado que la mala gestión y las irregularidades cometidas en el seno de las entidades han dado lugar a una "grave" crisis financiera que ha tenido que ser solventada con dinero público y ayuda de la Unión Europea, lo que "ha condicionado la política española y ha llevado a que los ciudadanos se hayan visto obligados a apretarse el cinturón para pagar entre todos los desaguisados de unos pocos que controlaban las cajas de ahorros y que estaban en las instituciones políticas".

Por su parte, la portavoz de UPyD en Segovia ha subrayado que a medida que avanza la investigación sobre la entidad segoviana su partido está conociendo nuevas "sorpresas" que se prevé plantear a la Fiscalía.

Entre ellas, la posibilidad de que personas que formaban parte del Comité de Dirección justo antes de la integración, como Antonio Tapias, instaran la prejubilación pero siguieran manteniendo su vida laboral durante un tiempo después. "Tenemos la sospecha de que compatibilizaran la percepción de dos cantidades distintas", ha afirmado Miguel, quien ha exigido que se ponga luz sobre la cuestión, se argumente con documentos y, en su caso, se desmienta.

Asimismo, la portavoz ha desvelado que el exdirector Fernando Tapias ocultó al Juzgado un dato sobre dotaciones de pólizas de seguro que afectaba a su hermano, Antonio Tapias, y al directivo Miguel Ángel Sánchez Plaza, lo que a su juicio refleja la "poca voluntad" para que el caso de la Caja se resuelva.

Miguel ha aprovechado su comparecencia para reprochar también la "connivencia política" que rodea toda la cuestión, lo que según ha dicho se plasma en la relación entre el alcalde de Segovia y exconsejero de la entidad, Pedro Arahuetes (PSOE), y el viceportavoz del PP en el Ayuntamiento, José Antonio Folgado, exdirector de Planificación y Estudios de Caja Segovia. La portavoz ha recriminado el "aparente enfrentamiento" entre ambos cuando la realidad es que el regidor hizo "multimillonario" a Folgado al aprobar su retribución.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento