Más de 40 niños malagueños colaboran en la representación de 'El cascanueces' del Ballet Imperial Ruso

Un total de 44 niños malagueños, de entre cuatro y 10 años, participarán en las dos funciones de 'El cascanueces', que el Ballet Imperial Ruso ofrece en Málaga este martes y este miércoles en el Teatro Cervantes.
El cascanueces.
El cascanueces.
EUROPA PRESS/TEATRO CERVANTES

Un total de 44 niños malagueños, de entre cuatro y 10 años, participarán en las dos funciones de 'El cascanueces', que el Ballet Imperial Ruso ofrece en Málaga este martes y este miércoles en el Teatro Cervantes.

El pasado mes de octubre, la primera bailarina de la compañía, Radamaría Duminica, empezó a trabajar con casi un centenar de pequeños, que habían sido preseleccionados para ser los angelitos, los enanitos o los niños de la fiesta de esta coreografía sobre música de Piotr Ilich Tchaikovsky.

En ambas funciones, según ha informado el Teatro Cervantes en un comunicado, los 40 escogidos volverán a pisar las tablas del teatro malagueño, pero esta vez ya para actuar junto a una compañía profesional de alto nivel.

Una nueva versión coreográfica de Gediminas Taranda, en coproducción con el Ballet Estatal de Dnepropetrovsk, diferencia este montaje de los que hayamos podido ver antes. La segunda singularidad de esta versión de 'El cascanueces' es la citada intervención de los niños, que estudian danza en las escuelas locales.

Junto a Radamaría Duminica y a los pequeños malagueños participa un elenco de 30 bailarines del máximo nivel artístico, muchos de ellos ganadores de prestigiosos concursos de ballet.

Inspirado en la adaptación de Alejandro Dumas del célebre cuento de E.T.A. Hoffmann, 'El cascanueces' es una fábula sobre la añoranza perpetua por la infancia perdida y el contraste entre la realidad del mundo de los adultos y el mundo de los sueños de los niños. 'El cascanueces' es uno de los títulos más célebres y representados del ballet clásico en todo el mundo, en especial en fechas navideñas.

El Ballet Imperial Ruso fue creado en 1994 por iniciativa de Maya Plisetskaya, que fue su presidenta de honor y asesora general hasta 2004. El director artístico del ballet es uno de los más famosos y galardonados bailarines de Rusia, Gediminas Taranda, quien fue solista principal del Teatro Bolshoi de Moscú (1980-1994) antes de crear la compañía.

Taranda estudió la carrera de coreógrafo bajo la dirección de Yury Grigorovich, y su trabajo ha sido valorado con los primeros premios del Concurso Nacional de Ballet de Moscú (1978) y del Concurso Nacional de Coreografía y Ballet (1980), los galardones al Mejor Intérprete de Coreografía Moderna (1984) y Artista de Honor de Rusia (2005) y la Orden de Diaguilev (2008), concedida junto a él a otros siete artistas del Ballet Imperial Ruso en reconocimiento a su labor por la recuperación y la interpretación de las obras del repertorio de los ballets rusos de Diaguilev.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento