Sánchez Rubio pide unificar los sistemas de valoración de discapacidad y de dependencia para evitar burocratización

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha propuesto este lunes la unificación de los sistemas de valoración de la discapacidad y de la dependencia, que actualmente son distintos, para evitar la excesiva burocratización que esta realidad conlleva y para facilitar los trámites a la ciudadanía.

La consejera de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, María José Sánchez Rubio, ha propuesto este lunes la unificación de los sistemas de valoración de la discapacidad y de la dependencia, que actualmente son distintos, para evitar la excesiva burocratización que esta realidad conlleva y para facilitar los trámites a la ciudadanía.

La titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha lanzado esta reflexión en el marco de la celebración del Consejo del Real Patronato sobre Discapacidad, donde ha valorado el papel de S.M. la Reina Doña Sofía como presidenta de la entidad y ha recordado que en España conviven dos sistemas de valoración, el del grado de discapacidad, por un lado, y el del grado de la situación de dependencia en la que se encuentra una determinada persona, que se desarrolló con motivo de la Ley para la Autonomía Personal y la Atención a las Personas en situación de Dependencia, que entró en vigor en 2007.

Igualmente, ha reafirmado el compromiso del Ejecutivo andaluz de elaborar una nueva ley de los derechos y atención de las personas con discapacidad que adapte la normativa andaluza a la Convención Internacional de la ONU de los Derechos de las Personas con Discapacidad de 2006. Esta norma se elaborará en el marco de la Ley General de Discapacidad aprobada por el Consejo de Ministros el pasado 29 de noviembre.

Con el objetivo de desburocratizar la gestión y de clarificar y facilitar los trámites a la ciudadanía, la consejera ha considerado, dentro del turno de ruegos y preguntas de este órgano nacional consultivo, que sería oportuno trabajar en un sistema único.

Una persona que esté en situación de dependencia habrá tenido que realizar un trámite, que incluye someterse al proceso de valoración correspondiente, para tener reconocido el grado de dependencia que le da derecho a la prestación de la Ley con la que cuente, al tiempo que, por ejemplo, si esta misma persona quiere solicitar una bonificación fiscal por tener una discapacidad, tendría que tener reconocida, a través de otro procedimiento, el grado de discapacidad.

De otro lado, la titular de Igualdad, Salud y Políticas Sociales ha hecho referencia a tres planes que actualmente ejecuta la Junta en relación con este sector de la población, el II Plan de Acción Integral para las Personas con Discapacidad en Andalucía, el Plan de Empleabilidad para las Personas con Discapacidad en Andalucía y el I Plan de Acción Integral para Mujeres con Discapacidad en Andalucía.

Todos ellos concluyen en 2013, por lo que serán evaluados el próximo año, lo que permitirá "adaptar y mejorar las medidas y líneas de trabajo que incluyen en beneficio de este colectivo".

Además, Sánchez Rubio también ha puesto en valor el impulso que el Ejecutivo andaluz ha dado a la firma del Pacto Andaluz por la Accesibilidad con el objetivo de extender la cultura y el valor de la accesibilidad universal a la sociedad andaluza en su conjunto y, en especial, a ayuntamientos, profesionales y agentes sociales y económicos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento