El PSIB señala que la Ley Símbolos "reprime y cierra la boca a la ciudadanía que está descontenta con Bauzá"

El grupo parlamentario PSIB-PSOE ha vuelto a reclamar la retirada del anteproyecto de Ley de Símbolos de Baleares, que previsiblemente será aprobado jueves en el Parlament balear, al considerar que "es una ley mordaza para reprimir y cerrar la boca a la ciudadanía que se ha mostrado descontenta con el Gobierno Bauzá y sus decisiones".
Armengol y Diéguez en rueda de prensa
Armengol y Diéguez en rueda de prensa
PSIB-PSOE

El grupo parlamentario PSIB-PSOE ha vuelto a reclamar la retirada del anteproyecto de Ley de Símbolos de Baleares, que previsiblemente será aprobado jueves en el Parlament balear, al considerar que "es una ley mordaza para reprimir y cerrar la boca a la ciudadanía que se ha mostrado descontenta con el Gobierno Bauzá y sus decisiones".

Así lo ha señalado la portavoz parlamentaria socialista, Francina Armengol, en rueda de prensa en la que ha comparecido junto al parlamentario socialista, Antoni Dieguez, quienes han coincidido en remarcar que la futura normativa supondrá "un recorte de derechos y libertades".

"La Ley de Símbolos es la peor ley en la historia de las Islas Baleares desde el punto de visto técnico, porque está llena de aberraciones y es una barbaridad absoluta", ha agregado Diéguez.

Con todo, el diputado del PSIB ha lamentado que la ley, que sanciona con multas de hasta 10.000 euros la "utilización" o a la "colocación" de "símbolos no autorizados" en los muebles e inmuebles de todo el territorio balear que cumplen funciones o dan servicios públicos, "nos convertirá en el ridículo de toda España", ha aventurado.

La redacción de la normativa "está tan mal hecha que las aberraciones son inmensas", y dará lugar a todo tipo de situaciones impensables en una sociedad democrática y del siglo XXI, ha apuntado Diéguez, quien ha explicado que, por ejemplo, la ley afectará a los símbolos que una persona pueda exhibir en el Parlament, "que tendrá que pedir permiso en el Govern y puede ser sancionada si exhibe o utiliza algún símbolo sin autorización", ha aseverado.

"fraga quitó la censura previa y gómez la vuelve a poner"

Con todo, el diputado socialista ha apuntado que la futura norma afectará al Palacio de Marivent, parcialmente mantenido con fondos públicos de las Islas Baleares, y a la Casa Real, "que tendrá que pedir permiso para poder colgar cualquier símbolo que no esté en el listado de la Ley o sea su propio".

"La Casa Real tendrá que pedir permiso al Vicepresiente y conseller de presidencia, Antonio Gómez, para poder colgar determinados símbolos. Hemos llegado a una aberración absoluta", ha opinado Diéguez.

Finalmente, Diéguez ha ironizado sobre las similitudes entre el PP actual y el franquismo, "que tanto molesta a los dirigentes actuales del PP Balear", a lo que ha dicho que "no son comparables" porque "Fraga quitó la censura previa el año 66 y Gómez la vuelve a poner".

Tanto Diéguez como Armengol han considerado que todavía se puede echar atrás esta ley, y han apelado a la "cordura" para que el PP no la saque adelante el próximo jueves.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento