Sheldon Adelson
Adelson, durante una visita a los terrenos que Alcorcón ofrecía para Eurovegas. COMUNIDAD DE MADRID

El consejero de Transportes, Infraestructuras y Vivienda de la Comunidad de Madrid, Pablo Cavero, ha asegurado este lunes que el proyecto del aeródromo de El Álamo "seguirá adelante" porque "no está condicionado" a Eurovegas y confía en que se cumplan los plazos previstos para su puesta en marcha, estimada en 2017.

Así lo ha manifestado a los medios de comunicación tras la presentación de la nueva gama de merchandising de Metro de Madrid y en referencia a la posibilidad de que la decisión de Las Vegas Sands de no acometer este macrocomplejo pudiera afectar a los planes de desarrollo de esta infraestructura.

Al respecto, Cavero ha subrayado que el proyecto del aeródromo del Suroeste no está vinculado a Eurovegas y ha aseverado que es una iniciativa que se sustenta, sobre todo, en dar servicio a la aviación de negocios.

Madrid espera que alguna empresa se haga cargo de la concesión"Seguiremos adelante", ha enfatizado el consejero de Transportes quien también ha confiado en que se cumplan los plazos para su puesta en marcha, sobre 2017, y que su construcción y explotación "no cueste dinero alguno" a los madrileños. En este sentido, espera que alguna empresa vea "oportunidad de negocio" y quiera optar a la concesión.

El Gobierno regional estima que la construcción del aeródromo del Suroeste, por parte del sector privado, comenzará en 2015 y generará 15.000 empleos directos e indirectos.

Para ello, el Ejecutivo autonómico realizará un concurso público para la creación y gestión en régimen de concesión (sobre un periodo de 40 años) de esta infraestructura aeronáutica. Supondrá una inversión cercana a los 230 millones de euros, acometida por el sector privado y sin costes para las arcas públicas.

Aeropuerto público, pero de gestión indirecta

El aeródromo será un equipamiento de titularidad pública bajo gestión indirecta y podría estar operativa en 2017. En su primera fase, contribuirá a la creación de 6.000 empleos, con un volumen inicial de 50.000 vuelos anuales y su puesta en servicio aportará 600 millones al PIB regional.

Ya en su madurez, se estima que la operatividad crezca hasta los 100.000 vuelos anuales, actividad que supondrá un impacto económico equivalente al 0,6% del PIB regional (más de 1.000 millones de euros) y 12.000 empleos (2.000 directos y 10.000 indirectos).

Su impacto supondrá el 0,6% del PIB de la Comunidad Las cifras que maneja la Comunidad de Madrid se sustentan en base a la actividad de otros aeródromos europeos similares como el de Farnborough (en Londres y con una actividad de 30.000 vuelos) y sobre todo el de Le Bourget, ubicado en París y que registra más de 60.000 operaciones anuales y 7.000 empleos vinculados a su actividad.

Se contempla que la infraestructura acoja la aviación ejecutiva que se realiza actualmente en Barajas (dado que la concesión temporal finaliza en 2018) y la aviación general que se despliega en Cuatro Vientos.

Consulta aquí más noticias de Madrid.