'Electric Wonderland'
Alexandra Pacula ilustra el puente de Brooklyn en 'Electric Wonderland' Alexandra Pacula

Un revoltijo de estímulos de movimiento y luz abrumó a Alexandra Pacula (Cracovia - Polonia, 1979) cuando se instaló en Nueva York en 1993, a los 14 años, junto a su familia.

La ciudad de la que procedía — que todavía salía del régimen comunista, "hermosa y medieval, pero oscura y tranquila de noche"— era la antítesis de los neones, los rascacielos iluminados, las veloces luces del tráfico, el trajín sin horarios... "Recuerdo sentirme mareada tras mi primera visita a Manhattan: un mareo con el que empecé a encapricharme una vez que crecí".

En los óleos de la artista las formas se desdibujan con ráfagas de movimiento, los paisajes son estelas que nublan la percepción. Pacula captura la atrayente "intoxicación visual" de las calles de noche con "líneas rápidas y vigorosas y perspectivas muy marcadas", en ocasiones muy cercanas a la abstracción.

Jazz, Frederic Chopin y música de baile

Utiliza como documentación previa fotos digitales y combina varias para dibujar bocetos, pero nunca pinta sobre proyecciones: señala que eso le quitaría "la libertad de cambiar las cosas" mientras la obra avanza. La autora crea haces de luz tan caprichosos como su imaginación, no necesariamente fieles a la realidad, en muchas capas de pigmentos "trabajando en mojado sobre mojado". Sólo al final crea una capa vidriada que hace brillar a los diminutos puntos luminosos.

Los haces de luz son caprichosos, no necesariamente fieles a la realidadComo posible banda sonora de los cuadros, Pacula piensa en el aparente libre albedrío del jazz, en los nocturnos de Frederic Chopin (por "el movimiento fluido con pequeños acentos de pintura como notas de piano") y a veces en música electrónica que refleje el movimiento giratorio que parece impulsar a las ráfagas de luz.

"Flotando como organismos vivos"

"Sugiero movimiento para ralentizar la escena y capturar el momento fugaz, que tiende a ser olvidado", explica. A su posible nexo con la pintura impresionista contesta que su trabajo no describe objetos físicos en un espacio. "Rompo en pinceladas lo que pinto, son piezas individuales de color".

La ciudad es como un complejo sistema informáticoUna de sus piezas recientes favoritas es Animated Grid (Cuadrícula animada, 2013), una vista de la parte oeste de Manhattan desde el Empire State Building. Creó un paisaje de manera geométrica (casi robótica) para resaltar que la ciudad es "un complejo sistema informático que requiere toneladas de energía para funcionar". Las luces, "flotando como organismos vivos" son las encargadas de animar esa visión mecánica y hacer que todo cobre vida.