Luis de Guindos
El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, durante su intervención en el XVIII Encuentro de Economía de S'Agaró. Robin Townsend / EFE

El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha dicho este miércoles que no le gustan las normas con carácter retroactivo y aquí se ha referido al hipotético caso de que el Gobierno optase por eliminar la deducción fiscal por la compra de vivienda habitual a los ciudadanos que la hayan adquirido antes de 2013.

"No me gustan las normas con carácter retroactivo ni en ese caso ni en otros muchos" ha señalado el titular de Economía a la pregunta de si el Ejecutivo baraja finalmente suprimir esa desgravación, algo que afectaría a casi seis millones de hogares.

No me gustan las normas con carácter retroactivo ni en ese caso ni en otros muchos Guindos, que ha hecho estas consideraciones en la presentación de un libro, también ha asegurado que el sistema tributario español necesita una "modificación integral". En este contexto, Guindos ha citado el impuesto sobre la renta, el impuesto de sociedades y la imposición  medioambiental.

El ministro ha reconocido que España tiene "un problema" porque con tipos nominales muy altos, la recaudación es reducida y "eso está ahí".

El ministro de Economía también ha explicado que en la reunión de ayer, en Bruselas, se abordó fue el mecanismo supervisor y que "no hubo ganadores, ni perdedores", sólo "posiciones distintas". Ha añadido que la semana próxima, "sin duda", los ministros de Economía y Finanzas de la UE cerrarán el acuerdo sobre resolución bancaria, que permitirá diseñar un sistema común para la liquidación de entidades con problemas.

"Esto no es un partido de fútbol, es algo totalmente distinto" ha señalado al tiempo que ha dicho que al final: "Ganaremos todos". El ministro ha abogado por que se crease un único fondo de resolución. Guindos ha explicado que mientras ayer Alemania apostaba porque el fondo de resolución fuese la suma de los fondos nacionales, otros países, como España, defendían "fondos mutualizados".

El ministro ha avanzado que lo que se hará, finalmente, será una "mutualización progresiva, empezando con fondos nacionales para llegar gradualmente, año a año, a un fondo único". En definitiva, Guindos ha señalado que la unión bancaria lo que persigue es que los mecanismos para tratar a los bancos con problemas "sean idénticos".

"No se puede consentir", ha dicho, "que un banco ubicado en España se considere más débil a pesar de que su balanza es más fuerte, que un banco ubicado en Alemania". Por tanto, el ministro ha valorado que se trabaje por una solución de consenso donde quien gana, en última instancia, es la unión bancaria y la unión monetaria.