Oficina de la Agencia Tributaria
Oficina de la Agencia Tributaria. ARCHIVO

El director general de la Agencia Tributaria, Santiago Menéndez, ha afirmado este martes que los cambios de equipo en el organismo son procesos "normales y habituales", que además no generan "ningún drama humano", pues nadie "se va a la calle", como en una empresa privada, sino que vuelven a su plaza de concurso, sin, además, notarlo mucho en los sueldos.  

Menéndez, en declaraciones a Onda Cero recogidas por Europa Press, ha diferenciado entre los funcionarios que pasan de puestos de libre designación o a otros puestos de libre designación, y entre los que pasan de puestos de libre designación a puestos de concurso. Es en este segundo caso cuando, en su opinión, se puede hablar "estrictamente" de cese.

El "punto álgido" de sus diferencias con Jones fue a cuenta del nombramiento para sustituir al Jefe de Control del Departamento de Grandes Contribuyentes

En este sentido, ha indicado que, siguiendo este criterio, en lo que va de legislatura se han producido 104 ceses, frente a los 119 registrados en el mismo periodo de 2004. "Es que no tiene ninguna importancia, son procesos normales, habituales", ha insistido.

El director general de la Agencia Tributaria ha explicado además que los puestos de máxima responsabilidad suelen cubrirse por el sistema de libre designación, que permite más "flexibilidad" y el poder hacer equipos "más coherentes y cohesionados".

Menéndez ha considerado "incomprensible" que como consecuencia del "relevo" de una persona concreta (una inspectora de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes) se esté hablando en los medios de comunicación de un contribuyente (en este caso Cemex). "Eso es grave y me disgusta, como creo que disgusta al personal de la Agencia", ha señalado.

Sobre la dimisión de Luis Jones, hasta hace poco director de Inspección Financiera y Tributaria, Menéndez ha reconocido que existían discrepancias, aunque no sobre labores o expedientes concretos, sino sobre determinados nombramientos o el momento de hacerlos, una competencia que es exclusivamente suya, aunque "escuche" a los departamentos afectados.

El "punto álgido" de sus diferencias con Jones, según Menéndez, fue a cuenta del nombramiento para sustituir al Jefe de Control del Departamento de Grandes Contribuyentes, Ignacio Ucelay. "Se fue generando una situación en la que él (Jones) decidió dimitir, aunque yo le pedí que esperara, que no era el momento, y que pensaba hacer una remodelación con el año cerrado", ha añadido.

"No pido el carnet político"

Sobre las declaraciones del ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, asegurando que los cambios en la Agencia Tributaria procedían de anteriores etapas de gobiernos socialistas y que podía haber también motivos de discrepancia política con el actual Ejecutivo, Menéndez ha asegurado que "no pide el carnet político o su ideología" a ningún funcionario. "Ni la pido ni me interesa", ha insistido.

El director de la Agencia ha dicho que "a lo mejor" lo que quiso decir el ministro es que, con ocasión de todo lo sucedido en estos días, se ha enterado de que en la Dependencia Central de Grandes Contribuyentes "hay muchos exaltos cargos de la etapa socialista que tienen los puestos de máxima responsabilidad".

"Eso es normal y eso no debe generar ningún problema y esto lo que demuestra es que el ministro de Hacienda no realiza ninguna injerencia política ni de presión sobre contribuyentes, sobre nombramientos o sobre personas concretas, que ni sabe quien viene ni quien va. Eso es lo que demuestra el comentario del ministro", ha subrayado.

El PSOE no descarta pedir una comisión de investigación

La secretaria de Economía y Empleo del PSOE, Inmaculada Rodríguez Piñero, ha indicado que el PSOE no descarta solicitar una comisión de investigación en el Congreso para que el Gobierno aclare que está sucediendo en la Agencia Tributaria tras las últimas dimisiones y ceses de parte de la cúpula del organismo.   Rodríguez Piñero indicó, en declaraciones a TVE recogidas por Europa Press, que primero van a esperar a ver qué explicaciones da mañana el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, que se enfrenta a una interpelación parlamentaria sobre este tema, y posteriormente, en función de si aclara o no lo sucedido, no descartan pedir una comisión de investigación.

Según la portavoz socialista, la comisión permitiría a todos los grupos parlamentarios tener acceso al expediente que ha provocado las "dimisiones en cadena", en referencia al rechazo por parte de una inspectora del recurso de reposición presentado por la multinacional Cemex contra una sanción fiscal multimillonaria.

"Quiero aprovechar para decirle a Montoro que mañana tiene una oportunidad para decir qué ocurre en la Agencia Tributaria, porque es gravísimo que o bien se esté llevando a cabo una purga política poniendo en cuestión la profesionalidad e independencia de los inspectores de Hacienda o, más grave aún todavía, que se pueda estar interfiriendo en la toma de decisiones en beneficio de unos pocos", subrayó la diputada socialista.

Rodríguez Piñero calificó de "gravísimo" la posibilidad de que la supuesta "presión" por parte de los responsables de la Agencia Tributaria para beneficiar a una gran empresa haya provocado la dimisión de algunos inspectores "por no aceptar las consignas para cambiar de decisión".

La portavoz socialista, que señaló que la independencia y profesionalidad del organismo siempre ha sido puesta en valor "dentro y fuera" de las fronteras españolas, afirmó que es preciso que el Gobierno aclare que la Agencia Tributaria trata a todos los contribuyentes por igual.

"Esto es gravísimo, si mañana no queda aclarado, el PSOE se reserva usar todos los instrumentos a su alcance para depurar todas las responsabilidades políticas", reiteró Rodríguez Piñero.