Lleida ha alcanzado durante el puente de la Constitución, entre este viernes y domingo, un 90% de ocupación en hoteles, alojamientos rurales y campings, por lo que el director del Patronato de Turismo de Lleida, Jordi Blanch, ha considerado que la provincia "se consolida como un destino turístico de referencia", ha explicado este domingo en declaraciones a Europa Press.

Las estaciones de esquí del Pirineo también han cumplido las previsiones y hasta la mañana de este domingo se han vendido 65.000 'forfaits', lo que supone mil más que durante el puente del año pasado, que contaba con cuatro días frente al actual que solo ha sido de tres días.

Según Blanch, "el turista está contento" y para eso ha sido imprescindible las buenas condiciones meteorológicas, lo que cree que también alimenta las ganas de volver.

La ocupación hotelera ha registrado puntas del 90 por ciento de ocupación, a pesar de estar determinadas por la localización de los alojamientos y de cercanía a pistas de esquí.

Por su parte, el turismo rural ha experimentado un 85 por ciento de ocupación e incluso ha llegado al 90 por ciento en comarcas de la Plana de Lleida, como por ejemplo La Segarra y Garrigues.

Blanch ha puntualizado que últimamente se está incrementando una tendencia de la oferta complementaria cultural —aunque la atracción tradicional sea la nieve—, y ha aumentado el interés de los turistas por el arte románico de Lleida y las visitas a lugares como la Iglesia Sant Climent de Taüll.

Consulta aquí más noticias de Lleida.