Los alcaldes pertenecientes a Izquierda Unida en la provincia de Albacete han mantenido una jornada de trabajo en la localidad de Chinchilla de Montearagón. En concreto han sido Arturo Tendero, alcalde de Chinchilla, Daniel Martínez, alcalde de El Ballestero y María Mora, alcaldesa de Ossa de Montiel, quienes han apostado por por reforzar el papel de los ayuntamientos y fortalecer los servicios que prestan.

El objetivo de la reunión ha sido poner en común el trabajo y la gestión municipal que se está llevando a cabo en cada uno de los municipios, así como establecer prioridades y estrategias municipales frente a las políticas de "recortes", "desmantelamiento" de los servicios públicos y la reforma de la administración local, ha informado IU en nota de prensa.

Desde IU consideran que dicha reforma tiene "como única obsesión" garantizar el cumplimiento del artículo 135 de la CE y como único objetivo el vaciamiento del poder local, volviendo a una política de tutelaje, sobre todo en los ayuntamientos menores de 20.000 habitantes, que en la práctica se verán sin competencias e "intervenidos" desde las diputaciones, debiendo despedir a empleados y cerrar servicios o privatizarlos.

"El carácter intervencionista" de las medidas y los recortes previstos provocarán graves discriminaciones y desequilibrios entre la población y la indefensión de los vecinos que se someterán a decisiones alejadas de la problemática concreta y específica de las localidades", argumentan.

Las tres localidades

En cuanto a los asuntos que afectan a las tres localidades, los tres alcaldes defienden una gestión municipal caracterizada por la transparencia, la participación y la apuesta por el empleo, los servicios sociales y culturales, así como la conservación del patrimonio y su riqueza natural.

Igualmente, han resaltado su apuesta por poner en valor del patrimonio, destacando, en el caso de Chinchilla, arquitectónico, histórico-artístico, con un buen número de edificios históricos como el Castillo, su Plaza Mayor o las Tercias Reales; y en el caso de Ossa de Montiel, el patrimonio natural, con las Lagunas del Ruidera y la Cueva de Montesinos.

Ambos municipios están poniendo en marcha planes estratégicos de conservación y desarrollo turístico, y han solicitado la realización de una escuela taller para formar técnicos y monitores que puedan hacer las labores de guías turísticos a las personas que decidan acercarse a conocer las localidades.

Además de sumarse a estas prioridades, El Alcalde de El Ballestero ha destacado la obra de sustitución del alumbrado municipal, lo que supondrá un importante ahorro en el gasto de luz para el consistorio y la utilización de esas cantidades para planes de empleo, mantenimiento de servicios y conservación del municipio.

Por último María Mora, Arturo Tendero y Daniel Martínez han destacado la condición de formación política con vocación de gobierno y alternativa, que hoy representa Izquierda Unida, más allá incluso de estas localidades en concreto, y el clima de entendimiento y buen hacer que se respira en los gobiernos municipales marcados por la pluralidad de fuerzas políticas.

Igualmente han querido señalar su compromiso irrenunciable por mantener los servicios públicos más cercanos a los ciudadanos, especialmente los servicios sociales, el empleo y el impulso educativo, cultural y de desarrollo que solo las corporaciones locales pueden proporcionar a los municipios.

Consulta aquí más noticias de Albacete.