El servicio de traducción e intérpretes judiciales de la Junta de Andalucía ha realizado en los órganos judiciales de la Comunidad más de 17.000 trabajos de traducción e interpretación en 68 idiomas diferentes, según el balance anual de este programa que gestiona y sostiene la Consejería de Justicia e Interior.

Este servicio garantiza, según ha explicado la Administración autonómica en un comunicado, el acceso a la tutela judicial efectiva de la población extranjera residente en Andalucía, y cumple lo dispuesto en la directiva del Parlamento y el Consejo Europeo del 20 de octubre de 2010 relativa al derecho a interpretación y traducción en los procesos jurídicos.

Por idiomas utilizados en las traducciones, el árabe ha sido el más solicitado, ya que representa el 35 por ciento de todas las lenguas demandadas en este servicio de la Junta. A continuación, se sitúan el rumano y el inglés, ambos con un 17 por ciento, seguido del chino, francés y alemán. Por otra parte, la jurisdicción penal es la que alberga el mayor volumen de los servicios de estos intérpretes.

De esta forma, la Consejería de Justicia e Interior destina más de 800.000 euros a la financiación de este programa de intérpretes judiciales y traducción de idiomas, un servicio que presta la Junta desde que la comunidad autónoma de Andalucía asumió las competencias en materia de Justicia en 1997.

Estos trabajos de interpretación se prestan en las mismas dependencias judiciales y en aquellas sedes que señalan los jueces y tribunales de Justicia. Según el último balance anual de este servicio correspondiente a 20012, el 61 por ciento de estas actuaciones se han llevado a cabo en los juzgados de Primera Instancia e Instrucción, el 24 por ciento en los juzgados de lo penal y un seis por ciento en los de violencia de género.

Con este servicio se trata de facilitar la asistencia de intérpretes y traductores de lenguas extranjeras en aquellos procedimientos en los que, no disponiendo de intérpretes propios para efectuarse, se requieran de oficio por los órganos judiciales o instructores de las causas.

Gran utilidad en los juzgados de guardia

Además, este recurso resulta especialmente relevante en las actuaciones que se llevan a cabo en los juzgados de guardia para los procedimientos del enjuiciamiento rápido e inmediato de determinados delitos y faltas, dada la especial urgencia que tienen en la prestación del servicio.

Los profesionales intérpretes y traductores asisten en los procedimientos de los órganos judiciales andaluces siempre a petición del órgano judicial competente en el caso, con trabajos de ratificación, transcripciones o adveraciones (audición de cintas y cotejo con una traducción previamente escrita ya efectuada por otros traductores de las fuerzas de seguridad para cerciorarse de que la traducción es correcta, y, en caso negativo, corregirla).

Este servicio ofrece traducciones e intérpretes en múltiples idiomas como el francés, inglés, chino, ruso, rumano, árabe, portugués, neerlandés, volofo senegalés, polaco, italiano, albanés, armenio, bambara, bielorruso, búlgaro, checo, criollo, croata, eslovaco, hindi, húngaro, lituano, mandinga, bengalí, bereber, hebrero, ibo, islandés, japonés, kikongo, kinyawanda, kurdo, letón, lingala, macedonio, mongol, nepalí, newadi, noruego, pastho, peul, quechua, rifeño, somalí, soninke, sueco, swahili, tagalo, tailandés, tamil, tibetano, tigriña, turco, twi, vietnamita y yula, además del gallego, euskera y catalán.

También, en las traducciones escritas, los idiomas incluidos abarcan tanto la escritura en caracteres latinos como los escritos en caracteres no latinos (orientales, cirílicos, árabes, etc). Los profesionales seleccionados para realizar estos trabajos actúan siempre bajo secreto profesional, obligados a guardar el más absoluto sigilo y confidencialidad sobre el contenido y naturaleza de la tarea realizada.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.