El Pleno del Congreso de los Diputados defenderá el martes una iniciativa que ha sido presentada de forma conjunta en la Cámara Baja por PSOE, CiU, la Izquierda Plural (IU-ICV-CHA), UPyD, Compromís-Equo, ERC, BNG y Nueva Canarias en la que piden al Gobierno que revoque el cierre de la Radio Televisión Valenciana (RTVV), según informaron a Europa Press fuentes parlamentarias.

Se trata de una proposición no de ley, que registraron el pasado 19 de noviembre, en la que instan al Ejecutivo a que, en el ámbito de sus competencias y en colaboración con la Generalitat Valenciana, se promuevan todos los mecanismos necesarios que garanticen que RTVV "sea viable económicamente y un eje dinamizador del sector audiovisual de la Comunidad Valenciana, tomando todas aquellas medidas necesarias que garanticen el mantenimiento de la Pública autonómica, en valenciano y de calidad".

Según denuncian en la iniciativa, la liquidación de la empresa pública supondrá el despido de 1.600 trabajadores y la destrucción de otros 3.000 empleos en el sector audiovisual valenciano. "Vulnera el derecho a la libertad de información y expresión de cinco millones de valencianos, tal y como marca el Estatuto de Autonomía y la Constitución española", defienden estos grupos parlamentarios.

Es más, sostienen que la desaparición de esta cadena dejará el espectro radioeléctrico valenciano sin una emisora autonómica que garantice el servicio público, fomente la información de proximidad y el uso del valenciano, lengua propia de la comunidad, tal y como recoge considerado en el Estatuto de Autonomía.

Igualmente, lamentan que el cierre de la televisión y la radio públicas afectará directamente al derecho de los valencianos a ser informados en su lengua propia. Además, indica que la vertebración del territorio se verá "seriamente" afectada porque es la única televisión y radio públicas que informan de lo que sucede a diario en la Comunidad Valenciana.

"un golpe mortal para el periodismo"

Esta iniciativa parlamentaria alerta sobre el "golpe mortal" que va a suponer el cierre de la cadena valenciana para el sector periodístico, máxime cuando los índices de desempleo en la profesión superan el 45 por ciento en la Comunitat Valenciana. Es más, apostilla que sólo RTVV daba trabajo a unos 450 periodistas.

"La desaparición de esta radio y televisión públicas puede suponer el principio del fin de otros entes autonómicos que están considerados en sus estatutos como un servicio público para sus ciudadanos. El sector audiovisual debe ser considerado como estratégico por la alta cualificación de los puestos de trabajo, como por lo que supone de beneficio e impulso cultural para la sociedad", sentencia.

Cierre de la cadena

El desmantelamiento de RTVV se inició el jueves de la semana pasada, momento en el que entró en vigor la ley de la Generalitat valenciana para la disolución y liquidación de la sociedad, un día después de que la medida fuera debatida y aprobada en las Cortes valencianas con el voto mayoritario del PP.

Así, se suprimió la prestación del servicio público de radio y televisión de ámbito autonómico prestado por la Generalitat, por cualquier medio o canal de difusión, además de la prestación de cualquier otro servicio de interés general que en materia de radio y televisión prestase la Generalitat en virtud de sus competencias estatutarias.

La normativa autorizó también al Consell para que, constituido en Junta General de Accionistas, cesase a los miembros del consejo de administración de la sociedad. Con todo ello, el pasado viernes tanto la radio como la televisión pública valenciana dejaron de emitir, a pesar de las reticencias de sus trabajadores y otros colectivos, que se manifestaron contra el cierre.

En protesta por esta decisión de la Generalitat, el PSOE decidió presentar a comienzos de noviembre un recurso ante el Tribunal Constitucional contra el cierre de esta cadena pública por considerarla una medida "ideológica" y "dictatorial", entre otros calificativos.

Consulta aquí más noticias de Valencia.