El Instituto Municipal de Deportes (IMD) de Sevilla ha licitado, vía procedimiento negociado sin publicidad, las concesiones administrativas relativas a la gestión, explotación y el mantenimiento de otras seis instalaciones deportivas básicas que hasta ahora estaban en manos de juntas rectoras. Estas licitaciones se suman a otras 18 ya en curso y se encuadran en la operación promovida para entregar, mediante concesiones administrativas, la gestión y explotación de un total de 34 instalaciones deportivas básicas municipales hasta ahora dirigidas a través de la figura de las juntas rectoras.

Hasta comienzos del presente mandato, como se informaba recientemente, más de 40 instalaciones deportivas básicas pertenecientes al IMD estaban gestionadas a través de la figura de las juntas rectoras, unos órganos colegiados sin ánimo de lucro que integraban a los clubes o entidades deportivas del ámbito de influencia de tales instalaciones municipales. En 2007, en el procedimiento de renovación de estas juntas rectoras, la gestión de 41 instalaciones deportivas básicas municipales fue entregada a juntas rectoras constituidas provisionalmente, al no contar las mismas con el mínimo de tres entidades o clubes que recogen los estatutos que regulan su funcionamiento.

El informe del secretario

Sobre esta situación media un informe emitido en octubre de 2007 por la Secretaría General del Ayuntamiento. Dicho informe, recogido por Europa Press, expone que "en un gran número de supuestos no se han constituido las juntas rectoras" dado que "no existían en su ámbito territorial suficientes entidades deportivas usuarias para proceder a la constitución de estos órganos colegiados". Dado el caso, el informe señalaba el "agotamiento" de este modelo y, a la hora de abordar la gestión indirecta y "ordinaria" de estas instalaciones, el documento zanjaba que la misma debería estar sujeta a contratos de "gestión de servicios públicos".

Para "regularizar" toda esta situación, el IMD anunciaba recientemente su decisión de licitar concesiones administrativas para la gestión y explotación de un total de 34 instalaciones deportivas básicas municipales hasta ahora en manos de juntas rectoras.

Dos modalidades

Estas licitaciones contemplan dos modalidades para las concesiones administrativas. La primera comprende un periodo de cinco años e implica para el adjudicatario la obligatoriedad de acometer determinadas inversiones con una participación del 50 por ciento a cargo de las arcas del IMD. La segunda modalidad contempla sólo dos años de vigencia al no mediar obligaciones de inversión y en ambos casos mediará un canon anual en favor del Ayuntamiento.

Así, recientemente el perfil del contratante del IMD publicaba los procedimientos "negociados sin publicidad" emprendidos para adjudicar las concesiones administrativas relativas a la gestión, explotación y mantenimiento de un total de 18 instalaciones básicas municipales hasta ahora dirigidas a través de juntas rectoras. Se trataba, en concreto, de las concesiones administrativas correspondientes a las instalaciones básicas municipales de los centros deportivos Antonio Álvarez, Antonio Puerta, Calavera, San Pablo, Santa Justa, La Ranilla, José López Soto, Los Mares, San Jerónimo Parque, Parque Amate, Los Caños de Torreblanca, Andalucía Este, Sevilla Este, Automodelismo Amate, La Unión-La Oliva, Bami, Huerta del Perejil y Begoña, según la información recogida por Europa Press.

Ahora, el IMD ha hecho lo propio emprendiendo los concursos negociados sin publicidad relativos a las concesiones administrativas de las instalaciones básicas de los centros deportivos municipales Valdezorras, Bollullos, Las Almenas, San Jerónimo Rugby, Sevilla 3.000 y Bermejales I y II.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.