Líder de las protestas en Tailandia
El principal cabecilla del movimiento opositor en Tailandia, el ex viceprimer ministro Suthep Thaugsuban, ofrece una entrevista en la sede del Gobierno en Bangkok (Tailandia). Narong Sangnak / EFE

En 2010, cuando Suthep Thaugsuban era viceprimer ministro del Gobierno del Partido Demócrata (2008-2011) no le tembló la mano para autorizar al Ejército la intervención contra el campamento de los "camisas rojas" en Bangkok, que acabó con decenas de fallecidos y miles de heridos.

Tres años y medio después, este político tailandés de 64 años abandonó en noviembre las filas de los Demócratas, ahora en la oposición, para lanzar una "cruzada" callejera contra el actual Gobierno electo, con el objetivo de derrocarlo y lograr un cambio en el modelo "democrático" del país.

Este lunes se cumplen las dos semanas de la toma del Ministerio de Finanzas y 12 días del asalto al complejo gubernamental Suthep, quien desde el poder llamaba "criminales" a los por entonces manifestantes y les instaba a respetar los edificios gubernamentales, lideró algunas de las marchas que asaltaron más de una decena de inmuebles de la actual Administración.

Precisamente este lunes se cumplirán las dos semanas de la toma del Ministerio de Finanzas y 12 días del asalto al complejo gubernamental ubicado en el norte de la capital, donde los manifestantes se han acantonado.

En el campamento base de las protestas, emplazado en las cercanías del Monumento para la Democracia, se pueden leer y observar numerosos carteles en los que se difama y amenaza de muerte a políticos en el Gobierno, a la par que los discursos alientan a la "desobediencia civil".

Unas proclamas y rótulos que Suthep dijo que estaban realizadas por "rufianes incultos" cuando los "camisas rojas", seguidores del depuesto primer ministro Thaksin Shinawatra, hermano mayor de la actual mandataria, se concentraban en Bangkok.

Una "batalla final" para el lunes

El político insurrecto lanzó este jueves un nuevo órdago llamando a sus seguidores a la "batalla final" contra el Ejecutivo, prevista para este lunes.

Suthep, sobre quien pesan dos órdenes de arresto por destrucción de la propiedad pública y sedición, encabezará una de la columnas que saldrán de los campamentos antigubernamentales con dirección a la Casa del Gobierno para ocuparla de forma pacífica.

"Aceptaré el resultado de la batalla del 9 de diciembre. Si no ganamos, me entregaré para afrontar los cargos que se me imputan", prometió Suthep, quien ya ha incumplido varias de sus promesas realizadas en sus acalorados discursos.

Sus peticiones

Suthep acusa a la actual primera ministra, Yingluck Shinawatra, de corrupción y ser títere de su hermano mayor, el depuesto jefe del Ejecutivo Thaksin Shinawatra, quien según los opositores gobierna desde su exilio en Dubai, donde elude una condena de dos años de prisión por corrupción.

Pide que el rey designe al próximo hefe del Gobierno sin pasar por las urnas El líder de la movilización antigubernamental afirma que así pretende erradicar el "régimen de Thaksin" de la política tailandesa, en referencia al periodo en el que gobernó este político, desde el 2001 hasta el golpe militar incruento que lo depuso en 2006 acusado de nepotismo, corrupción y socavar las instituciones del Estado.

Entre sus principales demandas está la de invocar el artículo 7 de la Constitución para que el rey designe al próximo jefe del Gobierno sin pasar por las urnas.

Las protestas, que el pasado fin de semana se tornaron violentas durante tres días con enfrentamientos entre Policía y alborotadores, estallaron hace semanas durante el intento del Gobierno de aprobar una ley de Amnistía que hubiera permitido a Thaksin regresar a Tailandia sin afrontar la pena de prisión establecida.

Dicha propuesta de ley, que fue rechazada por el Senado, también limpiaba a Suthep de los cargos de asesinato al ser uno de los responsables por las pérdidas de vidas humanas durante las protestas de 2010.