IU-ICV ha pedido la creación de una Comisión de Investigación en el Congreso que arroje luz sobre los supuestos vuelos ilegales de la CIA en territorio español, ante la actitud del Gobierno español que, en su opinión, colabora con la Justicia "con la boca pequeña".

En rueda de prensa en el Congreso, el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, afirmó que su grupo no podía "aguantar más" ante la "resistencia pasiva" del Ejecutivo, que "mira para otro lado como en el caso Couso".

Llamazares, quien está intentando recabar el apoyo de otros grupos parlamentarios a esta iniciativa, dijo no estar "satisfecho" con las explicaciones aportadas ayer por el presidente del Gobierno , José Luis Rodríguez Zapatero, durante la sesión de control en la Cámara Baja.

Zapatero aseguró que el Ejecutivo facilitará a la Justicia "toda la información que obre en poder del Gobierno, "sea poca, algo o ninguna" y examinará la solicitud del juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno de desclasificación de los documentos secretos sobre el caso "con la mayor voluntad y disponibilidad de colaboración con la Justicia".

Piden la comparecencia del director del CNI

Zapatero ha asegurado que el Ejecutivo facilitará "toda la información que obre en poder del Gobierno"
Además de la creación de una Comisión de Investigación, IU también ha solicitado la comparecencia del director del Centro Nacional de Inteligencia, Alberto Sáiz, ante la Comisión de Secretos Oficiales de la Cámara Baja.

Para el líder de IU, el Gobierno sigue "aquejado de un síndrome compensatorio" hacia EEUU por la retirada de tropas de Irak, y ha pasado de la "resistencia pasiva" a la colaboración "con la boca pequeña" ante el "escándalo mayúsculo" que supone el traslado ilegal de presuntos terroristas en aviones de la CIA.

En este contexto, Llamazares aprovechó para denunciar el "compromiso" creciente de España con la estructura militar de la OTAN, algo que, según dijo, incumple lo aprobado en el referéndum de adhesión a la Alianza Atlántica celebrado en 1986.

"No es un Gobierno que cumpla con los compromisos de paz del inicio de la legislatura", lamentó el coordinador general de IU, que a renglón seguido denunció la "subida abrumadora" del comercio "ilegítimo" de armas con Marruecos.

Según explicó, la venta de material militar, "utilizado contra los derechos del pueblo saharaui", alcanza los 200 millones de euros y vulnera el código de conducta de la UE, que prohíbe a los países miembros la venta de armas en zonas de conflicto.