Jordi Pujol
Jordi Pujol, en una imagen de archivo. ARCHIVO
El ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol (CiU) defendió hoy que "hay que volver a la reivindicación" del proyecto estatutario que aprobó el Parlament en 2005 "si las cosas van por el mal camino con el Tribunal Constitucional" (TC).

En declaraciones a Catalunya Ràdio recogidas por Europa Press, Pujol admitió que el nuevo Estatut es "mejor" que el anterior, pero sólo "una solución de compromiso" respecto a lo que el Parlament pidió "de verdad" el 30 de septiembre de 2005.

Pujol dice que la politización de la justicia española "viene de lejos"
El ex presidente constató que la politización de la justicia ya "viene de muy lejos", pero afirmó que la situación actual demuestra que "algo no encaja en la estructura constitucional española cuando puede pasar una cosa como ésta", y obligará a una profunda reflexión en toda España.

El papel de Catalunya

Según Pujol, la situación actual es "tan grave" que Catalunya y todo el Estado tendrá que plantearse "qué papel" se asigna a Catalunya.

Pujol recordó que el ex vicepresidente socialista Alfonso Guerra dijo 'Montesquieu ha muerto', lo que negó en defensa de la división de poderes. "Es una semilla que se plantó hace tiempo, pero quien realmente ahora lo explota ha sido el PP".

Entrada de CiU en el Gobierno

El histórico dirigente de CiU no quiso opinar sobre la posibilidad de que la federación entre en un próximo Gobierno central. Se limitó a decir que "no es imposible" pero sí "difícil", y que "se ha hablado demasiado, no siempre bien y, además, no en el momento oportuno", aunque aseguró no decirlo en alusión a nadie en concreto.

También añadió: "¿Hemos de hablar de algo de si un día se puede colaborar con el Gobierno? Pues que respeten el Estatut, y que lo apliquen".

Incongruencias en ERC

¿Hemos de hablar de algo de si un día CiU puede colaborar con el Gobierno? Pues que respeten el Estatut y que lo apliquen

En este sentido, reprochó también a la administración estatal la Ley de Dependencia. Aprovechó para decir que esta norma "fue votada en Madrid por ERC, y no habrá recurso con el beneplácito de ERC".

En un artículo de La Vanguardia y en la citada entrevista de Catalunya Ràdio, Pujol también consideró que el Govern comete "una renuncia imperdonable" a su autogobierno al no recurrir la Ley de Dependencia, y juzgó "éticamente incorrecto" que se justifique alegando que "lo hacen para defender a los dependientes".

Jordi Pujol reprochó al Ejecutivo de José Montilla no recurrir una ley pese al "rotundo" e "inapelable" dictamen del Consell Consultiu de la Generalitat, tras el cual "sería aberrante que el Govern de la Generalitat no actuase en consecuencia".

Mansedumbre del tripartito

El ex presidente reiteró que el gobierno tripartito "acepta con mansedumbre que le recorten competencias" en poder político y en bienestar ciudadano.

Pujol constató "una dimisión como Govern y una utilización de argumentos que no deben utilizarse porque no son verdad y porque afectan al sentimiento y las necesidades de la gente".

Llegó a decir que esta actitud del Govern "es una manera de defenderse ante su no voluntad de defender la autonomía de Catalunya, la Generalitat misma y él mismo como Govern". Se trata, según él, de "una renuncia imperdonable".