Las trece monjas de Malula supuestamente retenidas por los rebeldes sirios desde hace unos días han aparecido en un vídeo difundido por el canal catarí Al Jazeera en el que niegan estar secuestradas y dicen que se encuentran en un lugar seguro.

En la grabación, cuya autenticidad no ha podido ser comprobada, las religiosas explican que tuvieron que escapar del convento de Santa Tecla de la localidad de Malula, al norte de Damasco (Siria), por los "fuertes bombardeos". Una de ellas dio las gracias a quienes les ayudaron a salir, aunque no los identificó: "De ellos solo hemos visto el bien", afirmó.

Las monjas adelantaron que es posible que salgan del sitio donde se encuentran dentro de unos dos días. "Estamos muy bien", aseveró una de las religiosas. En el vídeo, las monjas aparecen relajadas e incluso sonriendo sentadas en los sillones de una habitación.

En las últimas horas ha habido una gran confusión respecto al paradero de las religiosas. El grupo rebelde "Libres de Al Qalamún" reivindicó el secuestro y pidió la liberación de 1.000 presas sirias para ponerlas en libertad, según el diario Al Sharq al Ausat, pero este extremo fue desmentido por el Consejo Militar insurgente de la capital y su periferia.

El portavoz de "Libres de Al Qalamún", Mohanad Abul Fida, dijo que habían trasladado sus demandas al régimen de Bachar al Asad a través del Vaticano y que las exigencias de su grupo eran compartidas con el Frente al Nusra, vinculado a Al Qaeda. Fuentes del Patriarcado Griego-Ortodoxo de Antioquía y Oriente Medio y de la Nunciatura Apostólica del Vaticano en Damasco apuntaron asimismo que nadie se ha puesto en contacto con ellos.

Por otro lado, el Estado Mayor del ELS desmintió el jueves desde Estambul en un comunicado conjunto con la Coalición Nacional Siria (CNFROS), principal alianza política opositora, su implicación en el caso de las religiosas. Las monjas, según las informaciones de los últimos días, estarían retenidas por opositores desde el lunes pasado.