De Juana Chaos, alimentado forzosamente, en una imagen publicada por The Times. (The Times)
De Juana Chaos, alimentado forzosamente, en una imagen publicada por The Times. (The Times) The Times

"Protegemos a los presos que no hayan recurrido a la violencia ni propugnado su uso o incitado al odio".

Grosso modo, este es el argumento esgrimido por la organización proderechos humanos, Amnistía Internacional (AI), para no 'apadrinar' al etarra Iñaki de Juana Chaos, tal y como han solicitado a la organización "muchas personas a título personal" -según ha informado AI a 20minutos-.

Recordemos que De Juana está ingresado en el hospital Doce de Octubre de Madrid desde el pasado 24 de noviembre, en donde está siendo alimentado forzosamente.

Presos de conciencia

Según una carta enviada por David Díaz-Jogeix, director adjunto del Departamento de Europa y Asia Central en el Secretariado Internacional de la AI -con sede en Londres- a representantes del etarra, la organización no apadrina a De Juana porque "no es un preso de conciencia quien practica o aboga por la violencia".

La alimentación forzosa no vulnera los derechos humanos

"El señor De Juana Chaos fue condenado en 1987 por su participación en diversos atentados que costaron la vida a 25 personas", matiza la misiva de AI.

No obstante, Díaz-Jogeix ha matizado que permanece a la espera de la "sentencia del Tribunal Supremo sobre el nuevo procesamiento de De Juana para pronunciarse sobre el caso".

En referencia a la decisión de De Juana de dejar de ingerir alimentos, AI ha dejado claro que no se posiciona, ya que es "un derecho individual", si bien sí que deja claro que "no se vulneran los derechos humanos con la alimentación forzosa, siempre y cuando se realice con el máximo respeto a la dignidad del preso".