El 18% fueron para parejas, el 8%, para familias de tres miembros y sólo el 6% para familias de cuatro y más integrantes. En ese año se dieron 930 pisos, un 44% más que en 2005. De ellas, 193 eran nuevas y el resto de segunda ocupación, y casi la mitad de los beneficiarios eran menores de 35 años. El 22% de los pisos (212) fue aportado por Bizigune, programa de captación de viviendas vacías del Gobierno vasco.