Las siete víctimas de violencia machista que denunciaron haber sido objeto de maltrato en un centro de la Comunidad gestionado por Nuevo Amanecer fueron trasladadas anteayer por la noche a seis centros distintos, de forma "apresurada" y como si fueran " perros", según su propio relato.

Las mujeres explicaron que les dijeron que había taxis esperándolas para llevarlas a otros centros y les urgieron a recoger sus cosas
Las mujeres explicaron que les dijeron que había taxis esperándolas para llevarlas a otros centros y les urgieron a recoger sus cosas,  meterlas en bolsas de basura y preparar a sus hijos inmediatamente.

Desde que denunciaron el trato que recibían en Nuevo Amanecer han estado "acosadas", "perseguidas" y
"presionadas" por el personal del dicho centro. Dijeron y subrayaron que para ellas es "muy importante" permanecer "juntas".

El portavoz del PP en la Asamblea, Antonio Beteta, justificó el cierre y traslado "urgente" de las mujeres "porque las imágenes del centro habían salido en un medio de comunicación y podría peligrar su seguridad".