En Sevilla duermen cada noche 300 sin techo. Hace dos años y medio, uno de ellos, Vicente Griera, creó la Asociación Hormiga de Ayuda y Reinserción al Excluido Social.

¿Por qué la hormiga?

Nos gustó el nombre. Ya sabe. Son muy pequeñas pero juntas hacen mucho. Son trabajadoras y previsoras.

¿El fin de esta asociación?

Ayudar a la gente que quiere salir de la calle y presionar a la Administración.

¿Cuántos han salido ya?

Unos 15, que son muchos.

¿Lo más duro de la calle?

Estar sin un duro. La noche en la calle es una calamidad.

El perfil del sin techo es...

... Antes era gente mayor y había muchos hombres. Ahora hay jóvenes, más mujeres, inmigrantes (30%) y con un nivel cultural alto.

¿Qué piden?

Un techo para refugiarnos del frío. En Madrid, los días más fríos abren una estación de Metro para que se meta la gente. Pedimos al Ayuntamiento que abra una nave con colchones.

¿Qué más necesitan?

Desayuno y cena. Las monjas sólo nos dan comida. También, un lavadero y una consigna para dejar los bultos toda su vida. La ropa que nos dan es buena pero cada semana la tenemos que tirar porque no podemos lavarla. Las cosas las escondemos entre matorrales pero las roban o las queman.

¿Y las duchas?

Tres veces a la semana es lo máximo. También faltan.

¿Hay suficientes recursos?

Falta más seguimiento de los trabajadores sociales.

¿Y el albergue?

Con la ampliación a 74 plazas no es suficiente.

Si alguien quiere salir...

Que contacte con los asistentes y busque trabajo para poderse pagar una habitación.

BIO

53 años. Nació en Barcelona. Es cocinero y fundador de la Asociación Hormiga de de Ayuda y Reinserción del Excluido Social.