Los medidores de radiaciones
Los medidores de radiaciones. (M. Fuentes)
Los coruñeses podrán saber, a partir de este mes, las radiaciones que emiten cada día las 80 antenas de telefonía que existen en la ciudad. El Ayuntamiento, a través de la Concejalía de Medio Ambiente, iniciará en las próximas semanas la instalación de tres medidores que controlarán, a diario, las emisiones de estos aparatos.

Los monitores, para cuya ubicación se han tenido en cuenta las protestas de los vecinos, se colocarán en zonas sensibles, aquellas que están próximas a colegios, centros de mayores, ambulatorios..., tal y como aseguran desde Medio Ambiente. Dos de ellos serán fijos y se pondrán en O Castrillón y Bens. El tercero será móvil  e irá rotando por toda la ciudad para elaborar un mapa de las radiaciones.

Con los datos en la mano, el Ayuntamiento tendrá capacidad para actuar. De hecho, el departamento de Medio Ambiente emitirá informes periódicos con todas las emisiones. Si éstas superan los límites fijados por la ordenanza municipal sobre antenas (entre 41,25 y 61,49 voltios/metro), el Gobierno local informará al Ministerio de Medio Ambiente y a las operadoras para que reparen las deficiencias. En el caso de que no lo hagan, podrá obligar a retirar las antenas más problemáticas.

«Pedimos más garantías»

Los residentes de Monte Alto, uno de los barrios que más ha protestado en los últimos dos años por las antenas de telefonía, se han mostrado muy satisfechos con este plan medioambiental. Pero también exigen al Ayuntamiento un mayor «respeto» de la ordenanza sobre estas instalaciones, que entró en vigor el 5 de abril de 2004 y que establece que las antenas no pueden estar a menos de 100 metros de colegios y otras zonas sensibles. «No estamos en contra de que instalen antenas, todo usamos el móvil. Lo que sí pedimos es que se coloquen con garantías», dice David Pena, presidente vecinal.

Funcionarán con sol y casi no se verán

Los medidores de radiaciones (foto) ya se están probando en una terraza de la Concejalía de Medio Ambiente. Sus responsables aseguran que «no tendrán impacto visual», como establece la ordenanza, y que funcionarán con luz solar. Cada uno cuesta 10.000 euros.

80 antenas existen ahora en A Coruña, y se prevé la instalación de otras 20 en próximos años.