La empresa del Sierra Nava, el buque que lleva diez días encallado en las costas de Algeciras, tendrá que correr con los gastos de limpieza de las costas y el mar que ha supuesto el vertido de su combustiblea, así lo anunció ayer a consejera de Medio Ambiente de la Junta, Fuensanta Coves, «ya que ha sido la que ha provocado el vertido».

El Ministerio de Medio Ambiente, por su parte, ha ordenado que se abra una investigación para esclarecer la ausencia de grabaciones entre el barco y la torre de control de Algeciras y ha pedido «un informe explícito sobre la situación».

A la espera del resultado de estos informes y mientras se decide quién sufragará la limpieza, el equipo de 47 personas que trabajan en la zona, según afirmó ayer la Ministra Narbona en el Senado, ya ha recogido 2.310 toneladas de tierra mezclada con fuel y otras 124,5 de fuel mezclado con agua. La Subdelegación del Gobierno se ha comprometido a mantener «una vigilancia permanente» a lo largo de la costa que podría verse afectada con el fuel del agua.