Los residentes creen que los semáforos que hay no son suficientes para aliviar las aglomeraciones. Además, la zona se llena de peatones al mediodía, coincidiendo con la salida de los estudiantes. Por su parte, el Ayuntamiento no descarta reordenar el tráfico en la plaza de Galicia, nexo de unión entre la zona vieja de Santiago y el Ensanche. En más de una ocasión ya se planteó la posibilidad de restringir la circulación en Virxe da Cerca.