La Policía Francesa detuvo ayer en Ciboure al presunto etarra Peio Álvarez Saleta, a quien se relaciona con el zulo de Amorebieta y con otro presunto miembro ETA arrestado el 25 de enero en Portbou (Girona). Al parecer, su labor se centraba en la acogida de etarras que huían al país vecino.