Ni la muerte los separó
descubierto por un equipo de arqueólogos cerca de Mantova, en el norte de Italia. (Reuters).
Su enlace ha sido descubierto por un equipo de arqueólogos cerca de Mantova, en el norte de Italia. Elena Menotti, que dirigió el equipo de excavación, ha afirmado que los dos esqueletos corresponden, casi con certeza, a un hombre y una mujer, aunque esto último está por confirmar, y que ambos murieron jóvenes porque sus dientes están en su mayoría intactos y sin desgastar.