Un marinero falleció ayer en el puerto de Marín (Pontevedra) y otros tres compañeros resultaron intoxicados por una fuga de gas que se produjo a media tarde mientras limpiaban los tanques de un barco. El siniestro se produjo alrededor de las seis de la tarde en el buque Bergur, de bandera británica y con base en A Coruña, donde los cuatro marineros (tres de nacionalidad indonesia y uno de origen marroquí) estaban trabajando. Según informaron los bomberos que se acercaron hasta el lugar, los tres intoxicados intentaron rescatar a la víctima, pero cuando llegaron ya no pudieron hacer nada por él. Los tres jóvenes, entre 20 y 39 años de edad, fueron trasladados al hospital pontevedrés de Montecelo.

Al parecer, según relataron los bomberos, la causa de esta fuga fue la acumulación de aceites en los tanques. De hecho, los trabajadores contraincendios afirmaron que tuvieron dificultades para rescatar a los accidentados.