Asimismo, la Dirección General de Protección Civil avisó ayer de la llegada de fuertes vientos en Cantabria, Castilla y León, País Vasco y Andalucía, con rachas de entre 80 y 100 km/h.

Las lluvias serán débiles o moderadas en el resto de la vertiente atlántica, y débiles y localmente moderadas en las demás zonas de la península, menos frecuentes en el litoral mediterráneo, según el INM. La cota de nieve estará en torno a 1.600-1.800 metros, inicialmente, y descenderá durante el día en el noroeste a 1.200 metros. Las temperaturas máximas no experimentarán cambios, mientras que las mínimas subirán de manera ligera o moderada, sobre todo en el sur, donde el ascenso podrá ser notable.