Hallan muerta en su casa a Érika Ortiz, hermana de la Princesa
El coche fúnebre, saliendo ayer de su casa. (Efe).
Érika Ortiz, la hermana menor de la Princesa Letizia, murió ayer a los 31 años en Madrid, según confirmó la Casa Real, que no aludió a las circunstancias de su fallecimiento ni explicó quién encontró el cuerpo ni a qué hora. Sólo remitió al comunicado de la familia Ortiz, que pidió respeto y prudencia.

Según distintas informaciones, el martes por la noche la joven entregó a su hija, Carla, de seis años, a una vecina para que la llevara al colegio al día siguiente. A las 11.30 de la mañana de ayer fue a visitarla su novio, que al llamar y no obtener respuesta accedió al piso con su propia llave y encontró a Érika tendida en la cama. La Policía y el Samur no pudieron hacer nada por salvarla.

La niña pasó todo el día en casa de su padre, Antonio Vigo, ex compañero de Érika. Paloma Rocasolano y Jesús Ortiz, padres de la fallecida, recibieron la noticia en sus  lugares de trabajo.

Agenda cancelada

La jueza acudió al mediodía al domicilio de Érika, en el distrito madrileño de Vicálvaro, que fue la residencia de soltera de la Princesa. Una hora más tarde, ordenó el levantamiento del cadáver, que fue trasladado al Instituto Anatómico Forense, donde permanecía al cierre de esta edición (00.00 h). Los Príncipes de Asturias no abandonaron en ningún momento el Palacio de la Zarzuela, y Don Felipe canceló su visita de hoy a la Fiscalía General del Estado.

La joven trabajaba como escenógrafa en la productora Globomedia, donde iba a participar en un nuevo proyecto. La noticia provocó un enorme impacto entre sus compañeros, con los que trabajó desde junio de 2005 en la decoración de programas como Habitación 623 y Anónimos, de La Sexta. Antes había trabajado como directora de comunicación de la revista Arte.

Tras vivir un año difícil por su separación, la menor de los Ortiz pasó una baja por depresión. El viernes fue el último día que acudió a trabajar. Tenía el lunes y el martes libres por asuntos personales.

Información actualizada en... www.20minutos.es

Podría afectar al embarazo

Ante las especulaciones de cómo podría afectar la dura noticia al embarazo de Doña Letizia, 20 minutos consultó ayer a expertos en ginecología. Así, aseguraban que una gestante dispone de sus propios mecanismos de defensa, por lo que un golpe como el sufrido por la Princesa de Asturias no debería, aunque sí podría afectar a su embarazo, ya que se encuentra en su sexto mes. En personas con problemas psicológicos previos, aseguran, una desgracia similar podría derivar en trastornos orgánicos, como el adelanto de las contracciones en casos extremos.

Érika Ortiz. Una mujer de fuerte carácter

La hermana de Doña Letizia era licenciada en Bellas Artes y tenía una hija de seis años, Carla. Mantenía una relación muy especial con sus dos hermanas y adoraba a la Infanta Leonor, su única sobrina. Seria y distante, era considerada una mujer de carácter fuerte y con dotes de mando. Tras romper con el padre de su hija, comenzó una relación con un cámara de televisión, compañero de trabajo.

«¡Qué lástima, qué lástima!», dijo la Reina Doña Sofía entre lágrimas

Durante su visita a Indonesia, la Reina Doña Sofía se mostró muy apenada tras conocer la noticia. «¡Qué lastima, qué lastima!», dijo rompiendo a llorar. Tras suspender su agenda, está previsto que Doña Sofía regrese hoy a Madrid, al igual que el Rey Don Juan Carlos, que se encontraba en Alemania en un viaje de trabajo que culminó ayer por la tarde con la recogida de un premio.

La otra hermana de Doña Letizia, Telma Ortiz, «está destrozada», explicaron sus compañeros de trabajo, que indicaron que intentaría volver hoy desde Filipinas, donde trabaja como cooperante.

Tanto el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, como el líder del PP, Mariano Rajoy transmitieron su pésame a la familia, para la que pidieron el máximo respeto.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, y el alcalde de la capital, Alberto Ruiz-Gallardón, también quisieron mostrar su apoyo a los familiares de Érika.