Madrid capital registra cada vez más prostitutas, más jóvenes y con servicios más baratos

  • El Ayuntamiento de Madrid y los colectivos sociales admiten un aumento del número de mujeres y hombres que ofrecen sexo en la calle.
  • A falta de un recuento oficial, las organizaciones reconocen la existencia de, al menos, 1.200 meretrices en Madrid. El 90% serían víctimas de explotación.
  • Los servicios que antes hacían por hasta 50 euros llegan a cobrarse ahora por 20 o 15 por el aumento de la competencia.
  • Denuncias de prostitución y trata de blancas: 900 10 50 90 y trata@policia.es.
Una mujer en la calle de la Montera de Madrid capital.
Una mujer en la calle de la Montera de Madrid capital.
JORGE PARÍS

La prostitución aumenta en Madrid ciudad. Según reconocen tanto el Ayuntamiento como los colectivos especializados, el número de personas forzadas de una u otra manera a intercambiar sexo por dinero ha sufrido un repunte en la capital como consecuencia de la crisis económica.

Realizar un recuento es difícil. No existe estudio oficial serio —hecho denunciado reiteradamente por distintas organizaciones— ni estadística policial que las haya contabilizado, pero sí aproximaciones. La Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp), atendió en 2012 a 1.200 mujeres que en ningún caso son todas las que existen en Madrid, precisa la organización. Este sería el mínimo. En conjunto, el número de personas en situación de prostitución atendidas en la capital habría crecido entre un 5 y un 10% en los tres últimos años, según Apramp y Médicos del Mundo.

"Están apareciendo de nuevo las prostitutas ocasionales, amas de casa que estiran el sueldo del marido sin que este se entere", afirmaba a principios de 2013 Cristina Garaizabal, portavoz de Hetaira, que defiende los derechos de este colectivo. "Hay mayores dificultades de las mujeres para buscar alternativas a la prostitución", añade el Ayuntamiento.

La Unidad Central contra las Redes de Inmigración y Falsedades Documentales (Ucrif) de la Policía Nacional confirma que personas que lo habían dejado o habían logrado escapar de las redes de explotación ejercer de nuevo por falta de medios. "Tenemos casos de chicas que han vuelto al verse sin recursos", concluye Rocío Nieto, portavoz de Apramp.

Además, el número de universitarias que se pagan los estudios de esta manera también ha crecido como confirmó a 20minutos Concha Borrel, presidenta de la Asociación de Profesionales del Sexo. En este caso, la mayoría ejercen de forma particular o a través de agencias especializadas.

Marconi se enquista

Las zonas históricas del sexo de pago se mantienen: en el centro, las calles de la Montera, Gran Vía, la zona de Ballesta y la plaza de Jacinto Benavente; en el norte, la plaza de Cuzco y alrededores; en el sur, la Colonia Marconi; en la zona este, Vicálvaro y los clubes o pisos de Vallecas; y en el oeste, la Casa de Campo y el Paseo de Camoens.

El mayor aumento o, al menos, el más evidente, se ha detectado en la Colonia Marconi, uno de los enclaves históricos de la prostitución. El Ayuntamiento ofrece una cifra oficial de entre 23 y 28 mujeres ejerciendo a cualquier hora del día en cruces y rotondas. Hetaira y Apramp elevan la cifra por encima de medio centenar. El PSOE cree que hay hasta 300 mujeres en todo el distrito de Villaverde.

Asiáticas y más jóvenes

En cuanto a su perfil, el área municipal de Servicios Sociales constata que cada vez hay más españolas ejerciendo. Sin embargo, más del 90% de las chicas siguen siendo extranjeras, según Médicos del Mundo. Su procedencia se reparte entre Latinoamérica (42%), Europa del Este (28%), el África Subsahariana (15%) y otros países (5%). Por nacionalidades, son mayoría las brasileñas y paraguayas, las rumanas y las nigerianas, aunque están aumentando las asiáticas "por petición de los clientes", apunta Apramp.

Lo que desciende es la edad. "No se trata de menores, pero sí llegan más chicas de 19 años o con la mayoría de edad recién cumplida y cuerpos o apariencia aniñada. Es otra respuesta a la demanda existente", señala Rocío Nieto.

Al haber más mujeres en la calle, la competencia también ha hecho bajar los precios. El servicio que se pagaba a 30, 40 o 50 euros llega a hacerse ahora por 20 y hasta por 15, dependiendo de la práctica solicitada. "Las chicas tienen que pasar más horas en la calle para ganar lo mismo. Los clientes les piden actos sin preservativo por el mismo dinero porque dicen que las nigerianas, por ejemplo, lo hacen más barato", denuncia Nieto.

En el caso de los hombres, el Ayuntamiento reconoce que existe un desconocimiento institucional de la situación. Por ello, se remite a un informe de la Fundación Triángulo realizado en 2006 [consúltelo aquí]. Tras realizar 101 encuestas, concluyó que el 12,9% eran españoles y el 87,1% inmigrantes, de los cuales el 55,4% eran brasileños el 6,9% venezolanos y el 5% búlgaros. Su edad media era de 25,4 años y prácticamente todos ejercían de forma voluntaria.

Plan municipal

Las policías Municipal y Nacional anunciaron a principios que aumentarían su presencia en las 'zonas calientes' de Madrid (sobre todo en el centro y en Marconi) para luchar contra la explotación, pero el comercio del sexo se mantiene. La respuesta de los especialistas es que existe porque hay demanda.

Por ello, la delegada de Familia y Servicios Sociales, Dolores Navarro, presentó el pasado 20 de noviembre una campaña de concienciación destinada a los demandantes de la prostitución que difunde mensajes como 'Tengo sexo con mujeres aunque ellas no quieran. ¿De verdad no lo sabías?'.

La iniciativa forma parte del II Plan contra la Explotación Sexual del Consistorio, aprobado en enero y que trata de dar una atención al problema mediante un equipo de trabajadores sociales, una unidad móvil, un centro de servicios y diez plazas de acogida. En plan ha incluido la realización de una encuesta que ha desvelado que el 80% de los jóvenes legalizaría la prostitución y que solo el 15% de ellos considera víctimas a las prostitutas.

Denunciar la trata

El Ayuntamiento y Apramp aseguran que más del 90% de las mujeres que atienden sufren explotación o trata de blancas. El 42,2% de las 300 mujeres que trataron con los técnicos municipales entre enero y agosto de 2013 admitieron o mostraban indicios claros de ser víctimas. Otro 50% lo negaba, aunque muchas nunca lo reconocen por temor a represalias, según Rocío de la Hoz, directora de Igualdad del Ayuntamiento de Madrid. Hetaira defiende, sin embargo, que el porcentaje de trabajadoras del sexo voluntarias es mucho mayor.

La Policía Nacional localizó el año pasado a 12.300 mujeres ejerciendo la prostitución de forma obligada en toda España, aunque sus responsables creen que están son solo un tercio de todas las que habría en el país, unas 37.000. En la actualidad el Ministerio del Interior mantiene en vigor un plan integral contra la trata de seres humanos con fines de prostitución. Las líneas para denunciar son el número telefónico 900 10 50 90 y el correo electrónico trata@policia.es.  Desde abril, la Policía ha detenido a 626 traficantes o proxenetas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento