La Guardia Civil ha detenido a ocho presuntos de nacionalidad española, rumana y checa de entre 21 y 38 años integrantes de una organización que habría cometido más de diez delitos, entre ellos robos en viviendas y falsificación de tarjetas de crédito, según informaron fuentes del Cuerpo.

Las investigaciones se iniciaron tras detectarse un incremento de robos en viviendas y chalets, así como la sustracción de cajas fuertes en zonas de influencia de la comarca del Baix Camp.

Se le ha detenido por robos a vivienda y falsificación de documentos
Los procedimientos que utilizaban apuntaban que los delitos eran cometidos por una misma banda.

Mucha planificación

Los integrantes de la red localizaban y estudiaban a posibles víctimas, seleccionaban y recababan información sobre los objetivos que posteriormente serían objeto de robo por parte del resto de miembros de la banda.

Una vez cometido el delito, ponían a la venta en el mercado negro los objetos robados, en su mayoría joyas, y obtenían a cambio dinero y droga que a su vez era revendida.

Los miembros de la banda enviaban luego el dinero obtenido a sus países de origen.

Falsificación de documentos

Asimismo, las tarjetas de crédito robadas y los permisos de conducir robados eran falsificados para cometer otros delitos.

El dinero obtenido en la venta de los objetos robados eran enviados a los paises de origen de los delincuentes
A esta organización se le imputan más de 10 delitos en localidades de la provincia de Tarragona, robos en viviendas, falsificación de documentación personal, tarjetas de crédito y de distintos tipos de moneda.

La Guardia Civil ha realizado cuatro registros domiciliarios en Reus, Cambrils y La Pineda, donde han intervenidos tres vehículos, teléfonos móviles, un video, numerosos permisos de conducir de Rumanía en blanco, tarjetas de crédito falsificados, armas blancas y una pistola automática.

Los detenidos han pasado a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Reus. La Guardia Civil continúa con las investigaciones para determinar otros delitos cometidos por la banda desarticulada y no descarta nuevas detenciones.